Ir a contenido

CITA CON LAS URNAS

Irlanda se pronuncia sobre el futuro en Europa y la ley del divorcio

La República Checa vota este viernes y el sábado con el populista Babis como gran favorito pese a sus problemas con la justicia

El Periódico

Urna electoral en la isla irlandesa de Gola con motivo de los comicios europeos.

Urna electoral en la isla irlandesa de Gola con motivo de los comicios europeos. / CHARLES MCQUILLAN (GETTY IMAGES)

La jornada electoral por los comicios europeos que comenzó su singladura este jueves en el Reino Unido Holanda tiene este viernes una nueva cita, esta vez en Irlanda y la República Checa, a la espera de que se celebre el grueso de votaciones en el resto de países de la UE, el domingo.

Los centros de votación de la República de Irlanda tienen una actividad frenética por cuanto los votantes están citados para pronunciarse sobre los comicios europeos y locales, así como en un referéndum para decidir si se suavizan las condiciones de la actual ley del divorcio. Los resultados de los comicios locales y del plebiscito podrían conocerse esgt próximo sábado por la tarde, mientras que el de las elecciones europeas no se divulgarán hasta el domingo por la noche, una vez se haya votado en el resto de los países del bloque comunitario.

Algo más de tres millones de personas están llamadas a las urnas en Irlanda, donde la campaña de las elecciones al Parlamento de Estrasburgo ha estado marcada por el espíritu europeísta de los partidos nacionales, en respuesta a la salida del vecino Reino Unido de la Unión Europea (UE). Como consecuencia del brexit, Irlanda tendrá 13 escaños en la próxima Eurocámara, dos más que hasta ahora, si bien los nuevos diputados no podrán ocupar sus asientos hasta que Londres y Bruselas concluyan su divorcio, previsto para el 31 de octubre.

Babis, favorito

También en la República Checa están votando este viernes en las elecciones europeas, en las se espera la victoria de la gobernante Alianza de Ciudadanos Descontentos (ANO) del primer ministro, el populista Andrej Babis. La cita electoral en el país centroeuropeo se prolonga también hasta este sábado , y hay convocados unos 8,4 millones de personas con derecho a voto para elegir a 21 eurodiputados.

Estos comicios han despertado escaso interés en la República Checa, uno de los países con una población más euroescéptica y con la participación más baja en las elecciones al Parlamento Europeo, una tónica que no variará en esta cita, con una asistencia prevista del 20%.

Pese a estar investigado por abusos con fondos europeos y pendiente de una acusación formal de la fiscalía, Babis es el favorito según los sondeos, que apuntan a que podría obtener en torno al 23 % del voto, seguido del Partido Pirata, con el 15 %, y el conservador Partido Democrático Ciudadano (ODS), con el 14 %.