Ir a contenido

Cooperación internacional

El Salvador reconoce a España por apoyar a su Consejo Nacional Ambiental

El reconocimiento fue recibido por la coordinadora de la Aecid en El Salvador, Cristina Aldama

El Periódico/EFE

El Conasav fue creado en 2016 en respuesta a los diferentes problemas medioambientales existentes en El Salvador.

El Conasav fue creado en 2016 en respuesta a los diferentes problemas medioambientales existentes en El Salvador. / Freepik

El Gobierno de El Salvador reconoció el miércoles a la Agencia Española de Cooperación para el Desarrollo (Aecid) por apoyar las acciones que impulsa su Consejo Nacional de Sustentabilidad Ambiental y Vulnerabilidad (Conasav) para combatir daños ocasionados por factores como el cambio climático.

El reconocimiento fue recibido por la coordinadora de la Aecid en El Salvador, Cristina Aldama, informó la Secretaría de Gobernabilidad de la Presidencia (Segob).

El Ejecutivo salvadoreño también reconoció el apoyo brindado por representantes del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en El Salvador, de la delegación de la Unión Europea en su país y de la Organización de Estados Americanos (OEA).

El subsecretario de Gobernabilidad, Antonio Morales, señaló que el apoyo "invaluable de estos organismos empujaron la creación del Plan El Salvador Sustentable y otras iniciativas importantes para enfrentar nuestros desafíos ambientales".

Los reconocimientos fueron entregados durante una sesión de trabajo de los miembros del multisectorial consejo ambiental en el que también participan representantes de la sociedad civil, de iglesias, de la academia, de organismos de cooperación internacional y del cuerpo diplomático acreditado en el país centroamericano.

El Conasav fue creado en 2016 en respuesta a los diferentes problemas medioambientales existentes en El Salvador, generados principalmente por los efectos del cambio climático.

Según la ONU, El Salvador tiene el mayor grado de deterioro ambiental en las Américas, después de Haití, con solo un 3 por ciento de bosque natural intacto, con suelos arruinados por prácticas agrícolas inadecuadas y con más del 90 por ciento de las aguas superficiales contaminadas.

Temas: El Salvador