Ir a contenido

Cuestiones de seguridad

EEUU levanta durante 90 días el veto a Huawei

Las autoridades de comercio estadounidense aseguran que ese plazo es para que las empresas de su país puedan tener una transición digital adecuada

Ricardo Mir de Francia

Estados Unidos levanta el veto a Huawei durante 90 días. / DADO RUVIC (REUTERS / VÍDEO: EFE)

Solo unas horas después de que las tecnológicas estadounidenses empezaran a adoptar medidas para suspender sus lazos comerciales con Huawei, el Departamento de Comercio de Estados Unidos les ha dado una tregua de 90 días para que puedan adaptarse gradualmente al nuevo marco legal. Las excepciones concedidas por Comercio autorizan las ventas de tecnología al gigante chino de la telefonía hasta el próximo 19 de agosto, una medida que podría ser prorrogable y que deja cierto margen para que las sanciones contra Huawei se conviertan en moneda de cambio en la negociación comercial que Washington lleva a cabo con Pekín. Compañías como Google ya han anunciado que reanudarán sus negocios con el segundo fabricante mundial de móviles.

La Administración de Donald Trump incluyó la semana pasada a Huawei en una lista negra de compañías consideradas como una amenaza para la seguridad nacional de EE UU por sus supuestas conexiones con el Gobierno chino y prohibió a sus empresas que hagan negocios con la telefónica que dirige Ren Zhengfei. La medida sirvió para recrudecer la guerra comercial que mantienen ambos países e hizo temblar los cimientos del sector, dada la integración de las cadenas de suministro y la dependencia de Huawei del software o los procesadores de las compañías estadounidenses. 

Comercio ha justificado la prórroga de 90 días como una medida de gracias para que los usuarios de Huawei y las compañías estadounidenses puedan adaptarse al golpe que supondrá perder a uno de sus mejores clientes. Los mercados han respirado aliviados tras varias semanas de desplome de los títulos tecnológicos. De los 70.000 millones de dólares que la compañía china se gastó el año pasado en la compra de componentes para sus teléfonos, unos 11.000 fueron para compañías estadounidenses como IntelQualcomm o Micron. Huawei utiliza además el sistema operativo Android de Google y su universo de aplicaciones, por lo que el veto estadounidense podría afectar en mayor o menor medida a cientos de millones de usuarios en todo el mundo.