Ir a contenido

Guerra comercial

El Gobierno de los EEUU sospecha que drones chinos espían sus actividades

Las autoridades estadounidenses emitieron una alerta ante la posibilidad de que aviones no tripulados estén enviando información a Pekín

El Periódico

Un dron Global Hawk.

Un dron Global Hawk.

El Gobierno estadounidense emitió una alerta sobre la posibilidad de que algunos drones fabricados por empresas chinas estén recopilando información sensible para mandarla al Ejecutivo Chino, informaron las autoridades de Estados Unidos y medios de comunicación locales.

La advertencia fue enviada de forma interna a varias compañías por la Agencia de Seguridad Cibernética e Infraestructura (CISA, en inglés) y confirmada a Efe por un portavoz oficial.

"CISA emitió recientemente una alerta sobre la industria que proporciona a las organizaciones información relacionada con los riesgos inherentes asociados al uso de vehículos aéreos no tripulados (drones) fabricados en China y medidas para reducir dicho riesgo", declaró a Efe un portavoz de la agencia de ciberseguridad, que pidió el anonimato.

Para la CISA estos drones constituyen un "riesgo potencial para la información de una organización" y "contienen componentes que pueden comprometer sus datos", dijo la cadena de noticias CNN, que ha tenido acceso al texto de la alerta.

La guerra comercial

Además, los aviones no tripulados de origen chino podrían compartir los datos que recogen en un servidor al que tendrían acceso otros sujetos aparte del fabricante de los propios drones, según el documento.

Esta nueva alerta llega en medio de la guerra comercial entre los EEUU y China, que se ha recrudecido en las últimas semanas y ha puesto a los productos de Huawei como los protagonistas de su último capítulo, tras la decisión de Google de dejar de suministrar servicios como el sistema operativo Android al gigante de las telecomunicaciones chino.

La semana pasada, el presidente estadounidense, Donald Trump, firmó una emergencia nacional para prohibir a las compañías de Estados Unidos negociar con empresas como Huawei, que supuestamente intentan espiar al país y usar los equipos de telecomunicaciones que fabrican.

Desconfían de la empresa DJI

Aunque la alerta de CISA no menciona ningún fabricante concreto, varios estudios de mercado citados por CNN, afirman que el 80 % de los drones utilizados en los EEUU y Canadá son de la compañía china DJI, el mayor fabricante de drones del mundo. "El intercambio de información es una parte clave de la misión de la CISA como asesora del riesgo para la nación", explicó el portavoz de esta agencia a Efe.

Las sospechas de Estados Unidos sobre la capacidad de los aparatos de DJI para recopilar y enviar información sensible a las autoridades chinas se remontan a 2017, cuando en un documento similar del Gobierno de Washington aseguró que tenía una "confianza moderada" de que dichos drones estuvieran "proporcionando datos sobre infraestructura crítica y asuntos de seguridad".