Ir a contenido

LA CITA DEL 26-M

Las candidaturas más excéntricas a las elecciones europeas

La actriz Brigitte Bardot o una nieta de Mussolini entre quienes hacen campaña para entrar en la Eurocámara

Andrea López-Tomàs

La actriz Brigitte Bardot enseñando una imagen donde una foca se come un bebé. 

La actriz Brigitte Bardot enseñando una imagen donde una foca se come un bebé.  / Fabrice Coffrini (AFP)

Las próximas elecciones a la Eurocámara acogen todo tipo de candidaturas. Más allá de la imagen de políticos con traje que pasan de sus parlamentos nacionales a Bruselas, hay muchas otras personas con trayectorias profesionales distintas que quieren ser escuchadas en Europa. Desde actrices a astronautas, pasando por deportistas y cocineras, buscan su escaño en la Cámara baja europea para representar otros intereses que los políticos no han sabido recoger. 

El nombre más pintoresco es el de la actriz francesa Brigitte Bardot, reconocidísima por su estilo y su sex appeal en los años 50. La protagonista de películas como Et Dieu... créa la femme (Y Dios creó la mujer) es una firme defensora de los derechos de los animales y, con sus 84 años, se ha presentado como candidata por el Partido Animalista francés.

Los animales son su "razón de vivir" por los que abandonó su exitosa carrera profesional antes de los 40 y, por eso, ha optado por dar su apoyo a esta formación en lugar de al movimiento de los chalecos amarillos, a quiénes ha reiterado su apoyo. 

Otro nombre sorprendente es el del polémico extenista Ilie Nastase, de 72 años, que se presenta como líder del partido de centro-izquierda Unión Nacional por el Progreso de Rumanía (UNPR). Sus malas formas dentro de la pista y sus escándalos fuera de ella envuelven la imagen de este deportista que en el 2017 fue multado y suspendido durante tres años por "comportamiento abusivo" y comentarios "racistas" por insultar y amenazar a jugadores, staff y periodistas cuando era capitán del equipo de Rumanía en la Copa Federación.

Las encuestas no le dan escaño al excampeón de Roland Garrós, que fue detenido el año pasado por conducir bajo los efectos del alcohol, negarse a hacerse las pruebas de alcoholemia e insultar a los agentes. 

Herencia italiana

Pese a que la política le viene de familia, Caio Giulio Cessare Mussolini, el bisnieto del dictador italiano Benito Mussolini, nació en Argentina, vivió en Venezuela y cuando se mudó a Italia trabajó en la Marina y en empresas privadas antes de entrar en política. Se presenta como el número 11 del partido de ultraderecha Hermanos de Italia, aunque rechaza ser fascista y se define como "patriota". "Debemos pensar que el fascismo ha muerto con [Benito] Mussolini", dijo en una entrevista tras afirmar que no se avergüenza de su apellido. 

Silvio Berlusconi y Alessandra Mussolini en un acto en el 2008 en Roma. / gregorio borgia (ap)

Las proyecciones no le dan escaño al bisnieto del dictador en la Eurocámara donde desde el 2014 ocupa un asiento la nieta del fascista italiano, Alessandra Mussolini, y este año se presenta de nuevo con el partido Forza Italia. 

Su líder de formación es precisamente Silvio Berlusconi, el exprimer ministro italiano, quién, a sus 82 años, pretende desempeñar su campaña pese a haber pasado una semana en el hospital a principios de mes. El regreso a la primera línea política de Il Cavaliere tiene lugar en esta cita electoral después de que la Justicia italiana le prohibiese presentarse a cualquier cargo público hasta el 2019 por un caso de fraude fiscal. El magnate, siempre rodeado de escándalos y aún con cuentas pendientes con la Justicia, se presenta con una "idea liberal de la política". 

Del espacio al Parlamento

El primer (y único) ciudadano eslovaco que puede presumir de haber viajado al espacio es Iván Bella que se presenta por el partido ultraderechista Sme Rodina, creado en el 2015 y que se estrena por primera vez en estos comicios. Las encuestas dan un escaño a la formación por lo que este piloto de guerra, coronel de las Fuerzas Armadas y astronauta que se sitúa en la cuarta posición de la lista no entraría en el Parlamento. 

Entre estas candidaturas curiosas, destaca la número dos del Partido Verde austríaco, la televisiva cocinera Sarah Wiener, célebre por sus cualidades culinarias en Alemania y Austria. Con una campaña centrada en promover la agricultura sostenible y el bienestar animal, Wiener se quedaría a las puertas de la Eurocámara según las proyecciones que le dan un solo escaño al partido. 

La candidata por el partido UK Change a las elecciones europeas, Rachel Johnson, en un acto de campaña. / GEOFF CADDICK (afp)

Las desavinencias políticas también tienen lugar en el seno de las familias británicas. Rachel Johnson, la hermana del excéntrico euroescéptico por excelencia Boris, se presenta en estas elecciones con el partido Change UK que defiende a ultranza la permanencia del Reino Unido en la UE. Esta periodista y presentadora saltó a la fama por desnudarse en televisión para denunciar el brexit y ha basado su campaña en la exigencia de celebrar un segundo referéndum sobre la salida británica de Europa. 

Desde Lituania, el exjugador de baloncesto Sarunas Marciulionis se estrena en la política como número dos de la lista europea de la Unión de Granjeros y Verdes Lituanos (LVZS). El político de 54 años pasó por la NBA y ganó varias medallas olímpicas con la antigua Unión Soviética.