Ir a contenido

Trump confirma el fin de los aranceles al acero y aluminio de México y Canadá

A cambio, Canadá se comprometió a retirar las represalias comerciales con las que respondió a esos aranceles, valoradas en 16.000 millones de dólares, según un comunicado conjunto

Efe

Donald Trump declara emergencia nacional en el sector de las telecomunicaciones.

Donald Trump declara emergencia nacional en el sector de las telecomunicaciones. / AP

El presidente de EE.UU., Donald Trump, confirmó este viernes que su Gobierno ha alcanzado un acuerdo con México y Canadá por el que se eliminarán los aranceles estadounidenses al acero y el aluminio, y confió en que eso allane el camino para la ratificación del acuerdo comercial trilateral llamado T-MEC.

"Acabamos de alcanzar un acuerdo con Canadá y México, y venderemos nuestros productos a esos países sin la imposición de aranceles, o de grandes aranceles", afirmó Trump durante un discurso ante una conferencia de la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios de EE.UU.

"Espero que el Congreso (estadounidense) apruebe pronto el T-MEC, para que nuestros agricultores tengan más éxito todavía", añadió.

El mandatario no mencionó los aranceles al acero y el aluminio, pero su discurso llegó poco después de que su Gobierno y el de Canadá anunciaran un acuerdo por el que EE.UU. accedía a eliminar los aranceles del 10 % al aluminio y el 25 % al acero canadienses impuestos por Estados Unidos en mayo de 2018.

A cambio, Canadá se comprometió a retirar las represalias comerciales con las que respondió a esos aranceles, valoradas en 16.000 millones de dólares, según un comunicado conjunto.

La mención de Trump a México en su discurso confirma que Washington también planea retirar esos gravámenes al acero y el aluminio mexicanos en las próximas 48 horas, tal y como habían adelantado varios medios de comunicación.

El anuncio llega después de varios contactos telefónicos entre Trump y el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, y después de que el Gobierno canadiense señalara que el Parlamento de su país no estaba dispuesto a ratificar el T-MEC mientras siguieran en pie los aranceles.

T-MEC

Canadá y México confiaban en que EE.UU. levantara esos aranceles antes de la firma del acuerdo T-MEC, pero Washington no dio su brazo a torcer, y las tensiones al respecto se habían convertido en un obstáculo para su ratificación.

El T-MEC es una modernización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) que los tres países negociaron durante un año a raíz de las críticas de Trump al acuerdo vigente, y que firmaron finalmente en diciembre en Buenos Aires.

En Estados Unidos, el camino a la ratificación superó un obstáculo la semana pasada, cuando México aprobó una reforma laboral que la oposición demócrata había puesto como condición para dar luz verde al pacto comercial en la Cámara de Representantes, pero todavía no hay programado un voto sobre el acuerdo.

De acuerdo con el comunicado conjunto de EE.UU. y Canadá, ambos países decidieron que "implementarán medidas efectivas" para impedir la importación de acero y aluminio "que es subsidiado de forma injusta o vendido a bajos precios".

También evitarán el tránsito de aluminio y acero hecho por terceros y con destino a uno de los dos países, una aparente referencia a la preocupación de EE.UU. de que esos metales procedentes de China llegaran a su territorio a través de los países vecinos.

Aranceles sobre vehículos europeos

Del mismo modo, Donald Trump ha decidido este viernes aplazar durante seis meses la posible imposición de aranceles a los vehículos europeos y japoneses ha dado un respiro al comercio global, que se veía amenazado por las hipotéticas consecuencias de la imposición de Washington.

En una maniobra anticipada, el presidente ha dado 180 días más a los negociadores de su Ejecutivo con la Unión Europea (UE) y Japón para alcanzar un acuerdo antes de cumplir su amenaza de imponer gravámenes a la importación de vehículos de sus socios.

"El proceso de negociación será dirigido por el representante de Comercio Exterior de Estados Unidos, Robert Lighthizer, y, si no se alcanzan los acuerdos dentro de los próximos 180 días, el presidente determinará si se deben tomar medidas adicionales y cuáles", señaló la Casa Blanca en un comunicado.