Ir a contenido

Un múltiple asesinato con flechazos conmociona Alemania

La policía investiga la muerte de cinco personas, tres de ellas encontradas muertas por ballesta en una pensión de Baviera y otras dos en el piso de una de las víctimas anteriores

Carles Planas Bou

La pensión de Baviera donde se encontraron tres cadáveres el pasado sábado.

La pensión de Baviera donde se encontraron tres cadáveres el pasado sábado. / AP

Alemania se ha despertado este martes conmocionada por la noticia de un escabroso asesinato múltiple. Este sábado la empleada de una pensión en Passau, ciudad alemana fronteriza con Austria, encontró el cadáver de tres personas atravesadas por flechas de una ballesta. Dos días después, las pesquisas policiales llevaron a las autoridades al piso de una de esas víctimas, donde encontraron los cadáveres de otras dos mujeres.

Este impactante caso aún está lleno de interrogantes y de circunstancias no aclaradas. Las primeras muertes se produjeron el sábado en una pensión al sur del país. Según apunta el tabloide ‘Bild’, una empleada entró en su habitación al ver que nadie respondía a sus llamadas.

Dentro, se encontró el cadáver de un hombre de 53 años y de dos mujeres de 33 y 30 años que habían llegado a la pensión tan solo un día antes. Dos yacían juntos en la cama, abatidos de un flechazo al corazón. La tercera estaba tirada en el suelo con un disparo fatal en la nuca. En la habitación también encontraron hasta tres ballestas.

Según los resultados preliminares de la autopsia ninguno de estos tres cadáveres apareció con signos de violencia o de autodefensa. El portavoz de la policía ha confirmado que en esa habitación también había el testamento de las dos víctimas tumbadas en la cama. Se desconocen otras circunstancias de su muerte.

POSIBLE SUICIDO

Por su parte, la Fiscalía apunta que las cinco víctimas podrían haberse suicidado y señala que, de momento, no hay indicaciones de que otras personas estuviesen involucradas. Todo apunta, según citan los medios, que la joven de 30 años habría disparado primero a la pareja y después a sí misma.

Poco después, los investigadores confirmaron el hallazgo del cadáver de otras dos mujeres. Curiosamente, estas se encontraban en la casa de una de las víctimas de la pensión, en la localidad de Wittingen, en la Baja Sajonia, al centro de Alemania. Entre el primer lugar de los hechos y el segundo hay más de 600 kilómetros de distancia. La prensa alemana apunta a que una de ellas, de 30 años, podría ser la pareja de una de las víctimas de Passau.

De momento la policía sigue investigando este caso y resta a la espera de que los resultados de las otras autopsias concreten las circunstancias de estos asesinatos. Según la Asociación Alemana de Tiro (DSB) hasta 3.000 de los 1,35 millones de sus miembros disparan ballestas, un objeto equivalente a las armas de fuego que aún así se puede comprar a partir de los 18 años.