22 feb 2020

Ir a contenido

COMICIOS EN EL BÁLTICO

Lituania celebrará una segunda vuelta para las elecciones presidenciales

El Periódico / Reuters

Imagen de las votaciones a la presidencia lituana durante la primera ronda.

Imagen de las votaciones a la presidencia lituana durante la primera ronda. / Valda Kalnina (EFE)

Los candidatos Ingrida Simonyte Gitanas Nauseda se enfrentarán en la segunda ronda en las elecciones presidenciales de Lituania, tras no haber obtenido ninguno de los dos más de 50% de los votos. El primer ministro y también candidato, Saulius Skvernelis, ha admitido su derrota en los comicios del domingo y ha anunciado su intención de dimitir de su cargo como jefe del Ejecutivo tras haber logrado tan solo el 21% de las papeletas.

Simonyte ha ganado la primera ronda con el 31.4% de los sufragios, apenas 2.647 votos por encima de Nauseda que ha conseguido el 31.2%, según datos de la autoridad electoral. Simonyte, de 44 años, exministra de Finanzas en el Gobierno de centro derecha, y Nauseda, de 54 años, execonomista senior de un importante banco, competirán en una segunda vuelta prevista para el 26 de mayo. El ganador sustuirá a la actual presidenta del país, Dalia Grybauskaite, conocida como la'Dama de Hierro' de la nación báltica y que lleva 10 años en el poder. 

Ambos candidatos prometieron a los votantes trabajar con los partidos políticos para aumentar el gasto social y pedir a la OTAN y a Estados Unidos que implementen medidas de seguridad en la región para protegerse mejor de Rusia. Los dos aspirantes han rechazado reunirse con el presidente de Rusia, Vladimir Putin, a menos que su país se retire de Crimea, territorio de Ucrania que Rusia se anexión en el 2014.

 "Me gustaría ser el presidente que inicie pactos nacionales en temas como la educación y la sanidad" ha dicho Nauseda a los reporteros tras conocer los resultados de la votación. Por su lado, su rival Simonyte, ha dicho que en la campaña electoral de esta segunda vuelta va a incidir en la necesidad de atender más "a las ciudades más pequeñas, no solo a las grandes, para que no tener dos lituanias, sino solo una, exitosa y fuerte".

Desigualdad y corrupción 

La popular actual presidenta, Grybauskaite, de 63 años, no ha podido postularse otra vez ya que los jefes de Estado lituanos solo puede ocupar el cargo durante periodos, de cinco años cada uno después de dos períodos. 

Cinco años después de la anexión de Crimea por parte de Rusia, que provocó temores de una mayor agresión rusa en Europa del Este, la campaña electoral en Lituania ha estado dominada por la ira de los votantes por la desigualdad económica y la corrupción. La desigualdad de ingresos se encuentra entre las más altas de la Unión Europea, superada solo por Bulgaria.