Ir a contenido

conflicto en oriente próximo

El "sabotaje" a varios petroleros saudís tensa aún más la región del Golfo

Las autoridades de Riad afirman que dos de sus buques han sido atacados, mientras que los Emiratos Árabes Unidos cifran en cuatros la naves saboteadas

Efe

Imagen de petroleros en Fujairah.

Imagen de petroleros en Fujairah. / AP / KAMRAN JEBREILI

El Gobierno saudí ha denunciado este lunes que dos de sus buques petroleros han sido víctimas de un "sabotaje" en la zona exclusiva económica de Emiratos Árabes Unidos (EAU), en el área de Fujairah, en la misma zona donde las autoridades de Abú Dhabi denunciaron el domingo que cuatro barcos habían sido objeto de un ataque.  El ministro de Energía, Industria y Recursos Minerales saudí, Jalid Al Falih, ha indicado que los dos buques saudís  han sufrido "daños significativos" pero que no se han registado víctimas.

Uno de los buques iba camino a cargar petróleo saudí al puerto de Ras Tanura para entregar a clientes de la petrolera estatal Aramco en Estados Unidos, indicó el ministro según la agencia estatal saudí SPA. El ministro indicó que el ataque busca socavar la libertad de navegación marítima y la seguridad en el abastecimiento de combustible a los consumidores de todo el mundo. Además, ha destacado la responsabilidad compartida de la comunidad internacional de proteger la seguridad de navegación y la seguridad de los petroleros.

El Gobierno de EAU, por su lado, aseguró ayer que cuatro buques comerciales habían sido objeto de "operaciones de sabotaje" al este del emirato de Fujairah, es un "incidente grave" del que no ofreció más detalles. Las autoridades emiratíes llamaron a la comunidad internacional a "asumir las responsabilidades" de evitar tales acciones por parte de quienes intentan socavar la seguridad del tráfico marítimo.

"Fuertes explosiones"

El diario libanés 'Al Mayadeen', citando "fuentes de la región del Golfo", indicó en la mañana del domingo que había habido "fuertes explosiones en el puerto de Al Fujairah". El Gobierno de EAU y el departamento de prensa del emirato desmintieron esta información y anunciaron que las operaciones en el puerto continuaban "con normalidad, sin ninguna interrupción".

Aunque no ha habido una alusión directa a Irán las acusaciones de los países árabes parecen dirigirse al Gobierno de Teherán. El portavoz del Ministerio de Exteriores iraní, Abás Mussavi, ha calificado de "alarmantes y lamentables" los actos de sabotaje, al tiempo que ha advertido contra el "aventurismo de (fuerzas) extranjeras" para perturbar la navegación marítima y ha pedido una investigación.

El incidente se produce en un momento de repunte de la tensión con Irán, con el envío de varios buques estadounidenses a la zona. Estados Unidos anunció en abril el fin de las exenciones que había concedido a ocho naciones o territorios (China, India, Italia, Grecia, Japón, Corea del Sur, Taiwán y Turquía) para que siguieran comprando petróleo a Irán. 

Temas: Arabia Saudí