Ir a contenido

ESCALADA DE TENSIÓN

La Unión Europea rechaza el ultimátum de Irán y lamenta las sanciones de EEUU

"Estamos totalmente comprometidos con la preservación y la plena implementación del acuerdo nuclear" reza el texto de los europeos

El Periódico / Agencias

La alta representante de la Union Europea para la Política Exterior, Federica Mogherini.

La alta representante de la Union Europea para la Política Exterior, Federica Mogherini. / STEPHANIE LECOCQ (EFE)

La Unión Europea y los ministros de Relaciones Exteriores de AlemaniaFrancia y Gran Bretaña han dicho este jueves que aún están comprometidos con el acuerdo nuclear de Irán, pero rechazan el ultimátum de 60 días de Teherán. El presidente irnaí, Hasán Rohaní, expresó el lunes su intención de suspener la aplicación de algunos compromisos del pacto nuclear para contrarrestar las nuevas sanciones anunciadas por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump

"Rechazamos cualquier ultimátum y evaluaremos el cumplimiento de Irán en base a sus compromisos relacionados con la energía nuclear en virtud del JCPOA y el TNP (Tratado sobre la no proliferación de las armas nucleares)", reza la declaración conjunta de los ministros de Exteriores de Francia, Alemania y Reino Unido y la Alta Representante de la UE para la Política Exterior, Federica Mogherini.

A la vez, la UE ha recordado sus propios compromisos en virtud del acuerdo nuclear, incluido el levantamiendo de sanciones y ha lamentado la reimposición de sanciones por parte de EEUU, agregando que están dispuestos a "preservar y aplicar plenamente el acuerdo nuclear con Irán"

Los firmantes europeos han hecho también un llamamiento a todos los países que no son parte del acuerdo "para que se abstengan de tomar cualquier acción que impida la capacidad de las partes restantes para cumplir plenamente sus compromisos". 

Reacciones europeas

Las primeras reacciones europeas al anuncio iraní, durante el día de ayer, fueron las de Alemania y el Reino Unido. Berlín instó a Irán a no dar pasos agresivos, pero confirmó su intención de seguir respetando los compromisos del pacto nuclear si los iranís lo hacen.

Por su parte, Londres calificó el anuncio de "paso inoportuno", según dijo Mark Field, del Foreign Office. "Ahora no estamos hablando de imponer sanciones de nuevo, pero hay que recordar que se levantaron a cambio de restricciones nucleares. Si Irán deja de cumplir sus compromisos nucleares, habrá consecuencias", aseveró Field.

Irán exhorta a los países involucrados en el acuerdo nuclear a que actúen para apoyar su economía, pero las compañías europeas siguen siendo cautelosas por temor a la exposición a las sanciones de Estados Unidos, según han dicho varios expertos.

El ultimátum iraní, notificado oficialmente a los embajadores en Teherán de los países que aún son partes en este pacto -Alemania, China, Francia, Gran Bretaña y Rusia-, afecta principalmente a los europeos que han demostrado su incapacidad para permitir que Irán disfrute de los beneficios prometidos.

Reacios a trabajar

"Existe el temor de estar expuesto a las denominadas 'sanciones secundarias' de EEUU", ha dicho Anahita Thoms, experta alemana en comercio exterio y abogada de Baker McKenzie's International. Y ha agregado que muchas empresas europeas desean establecer negocios en Irán se enfrentan a obstáculos "muy prácticos" como "encontrar un banco, una empresa de transporte o una aseguradora".

El problema bancario es uno de los más delicados, ya que los principales bancos europeos son muy reacios a trabajar con Teherán debido a las represalias de Washington. Solo en abril, el banco italiano UniCredit y el británico British Standard Chartered fueron multados con más de 1.000 millones de dólares cada uno por violar las sanciones estadounidenses contra Irán y otros países.

Teherán ha dado un plazo de dos meses a Londres, París, Moscú, Berlín y Pekín para sacar a los sectores petroleros y bancarios iranís del aislamiento causado por las sanciones de Estados Unidos. "Tras la violación de EEUU, Irán renunciará a dos acciones que realizaba hasta hoy. Cada vez que nuestra producción de uranio enriquecido alcanzaba los 300 kilos, lo vendíamos a dos países. Hoy lo suspendemos y también dejamos de vender agua pesada", señaló Rohaní en un discurso televisado.