Ir a contenido

VOCES DESDE ISRAEL

"Queremos que el gobierno resuelva lo de Gaza al precio que sea"

Vecinos de localidades israelís cercanas a la franja piden mano dura a Netanyahu para acabar con el lanzamiento de cohetes

Ana Alba

Un hombre observa los restos de una casa alcanzada por los cohetes en Ashkelon, al sur de Israel. 

Un hombre observa los restos de una casa alcanzada por los cohetes en Ashkelon, al sur de Israel.  / Jack Guez (AFP)

"Hoy ha caído un cohete muy cerca de mí. Un hombre ha muerto y otro ha resultado herido, y justo ahora acabo de ver uno en el aire. Desde ayer no paran de sonar las sirenas de alerta. Estamos casi todo el día metidos en el refugio", explica a este diario Yonatan Golan, portavoz del Consejo Regional de Hof Ashkelon, que agrupa diversas poblaciones israelís cercanas a Gaza.

Golan, de 45 años, vive en el pequeño kibutz de Nitzanim, cercano a la franja junto a su esposa y sus cinco hijos, que este domingo no han tenido clase porque los colegios permanecen cerrados en el sur de Israel.

"Cuando suena la alarma tenemos 45 segundos para llegar al refugio y ponernos a salvo. Estamos hartos, esta situación se repite periódicamente, queremos que se acabe, que el gobierno la resuelva al precio que sea. Si es necesario un ataque más amplio en Gaza, que lo haga", afirma con contundencia.

"Yo vivía en Gaza, en Gush Katif [antigua colonia israelí en la franja], y mi gobierno me dijo que me tenía que ir de allí y que a cambio, tendríamos paz. Pero me sacaron de mi casa, nos retiramos de Gaza en el 2005 y la paz no ha llegado", lamenta Golan con resentimiento hacia los líderes israelís.

Escalada bélica 

En menos de 48 horas, los cohetes lanzados por milicianos palestinos sobre Israel han matado a tres israelís. El primero ha sido Moshe Agadi, de 58 años, que murió por las heridas que le causó un cohete que cayó junto a su casa, en Ashkelon. En esta localidad también perdió la vida un joven de 22 años que trabajaba en una fábrica alcanzada por otro proyectil. La tercera víctima es un hombre de 60 años que viajaba en coche y recibió el impacto de un misil anti-tanque cuando se encontraba a la altura del kibutz Yad Mordechai, a 10 kilómetros de Ashkelon.

El Hospital Barzilai, cerca de Ashkelon, ha informado de que ha recibido a tres heridos graves, tres moderados y 60 leves y, además, ha tratado a 62 personas por ataques de ansiedad.

Un hombre rezando frente a la tumba de Moshe Agadi en su funeral en Ashkelon, al sur de Israel. / ABIR SULTAN (eFE) 

Israel en alerta

Diversas poblaciones israelíes que se encuentran a distancias amplias de Gaza, como Netanya, que está a unos 95 kilómetros, han empezado a abrir refugios públicos por miedo a que el radio de los cohetes lanzados desde Gaza se amplíe.

El pasado marzo, dos cohetes disparados desde Gaza llegaron a Tel Aviv, a casi 70 kilómetros, pero cayeron en zonas despobladas. En esta ciudad continúan los preparativos para el Festival de Eurovisión como si no ocurriera nada.