Ir a contenido

La escalada bélica en Gaza provoca una veintena de muertos

El primer ministro israelí, Binyamin Netanyahu, ordena seguir con los bombardeos a gran escala, que han alcanzado casi 300 objetivos

Las milicias palestinas disparan más de medio millar de proyectiles, de los que 50 alcanzan poblaciones

Ana Alba

Funeral por el bebé muerto en Gaza.

Funeral por el bebé muerto en Gaza. / AFP

Gaza y el sur de Israel han vivido en las últimas horas los momentos más violentos desde la ofensiva israelí del 2014 en la franja. Desde ayer sábado, los bombardeos israelís han matado al menos a 23 palestinos y los cohetes lanzados por milicianos palestinos sobre Israel han acabado con la vida de cuatro israelís.

El primer ministro de Israel y titular de Defensa, Binyamin Netanyahu, ha dado instrucciones este domingo al Ejército para continuar con los bombardeos a gran escala, que ya han alcanzado casi 300 puntos en Gaza, entre ellos objetivos de los grupos palestinos Hamás Yihad Islámica, como lanzaderas de cohetes, bases de entrenamiento, lugares donde supuestamente fabricaban y almacenaban armas, un túnel subterráneo que comunicaba Gaza con Israel, según el Ejército israelí, y los cuarteles generales de los servicios de seguridad pública.

Las milicias palestinas han disparado desde la franja al menos 600 proyectiles, según el portavoz del Ejército israelí Ronen Manelis, que han afectado principalmente a las localidades del sur de Israel más cercanas a Gaza, aunque han llegado a la ciudad de Beersheva, a unos 40 kilómetros de la franja. De los cohetes lanzados, 510 han llegado a territorio israelí, la mayoría han caído en campo abierto, 150 han sido interceptados por el sistema de defensa Cúpula de Hierro y 50 han alcanzado poblaciones.

Lanzamiento de un misil desde Gaza / JACK GUEZ (AFP)

Refuerzo de tropas en la frontera

"He ordenado que continúen los ataques masivos contra objetivos terroristas en Gaza y reforzar las tropas de blindados, artillería e infantería en torno a la franja", ha declarado Netanyahu al comienzo de la reunión del Gabinete en funciones. El jefe del Gobierno ha ordenado reforzar las tropas en la zona fronteriza, donde se han trasladado tanques y blindados.

Hasta ahora, 23 palestinos han muerto en Gaza, entre ellos, un niño de 12 años, así como dos mujeres embarazadas y la sobrina de una de ellas de 18 meses, según el Ministerio de Sanidad de Gaza. El Ejército israelí ha negado que la joven y la niña hubieran fallecido en los bombardeos israelís y ha asegurado que, según informaciones de espionaje, murieron por un cohete o un explosivo de Hamás. Pero este grupo palestino que controla Gaza desde el 2007 lo ha desmentido.

Entre los palestinos muertos hay dos milicianos de la Yihad Islámica. También ha fallecido Ahmad Judari, que según Israel, utilizaba su compañía de cambio de divisas para transferir fondos de Irán a milicias de Hamás y la Yihad. La aviación israelí ha atacado directamente el vehículo en que viajaba Judari y ha perpetrado así el primer asesinato "selectivo" -según define el Ejército israelí- desde el 2014.

Instrucciones de seguridad

Los cohetes de milicianos palestinos han matado a cuatro personas en Israel: un hombre de 58 años en la ciudad de Ashkelon, un trabajador de una fábrica que resultó gravemente herido por el impacto de un proyectil en una fábrica de esta localidad y que murió poco después, otro hombre que fue alcanzado por un misil mientras iba en coche y un cuarto fallecido en la ciudad de Ashdod. Netanyahu ha pedido a los residentes de Israel que sigan las instrucciones de seguridad, como estar cerca de los refugios antiaéreos y ha asegurado estar trabajando "para restaurar la paz y la seguridad a los habitantes de sur".

Ciudadanos israelís buscan refugio tras sonar las sirenas antiaéreas. / RONEN ZVULUN (REUTERS)

La ONU Egipto median entre Israel y Hamás para contener esta escalada de violencia que se produce a las puertas del mes de ayuno musulmán del Ramadán y a unos días de la celebración del festival de Eurovisión en Tel-Aviv. Los mediadores pretenden lograr que se retome el acuerdo de "calma por calma" alcanzado hace unos meses entre Israel y Hamás y cuyas medidas no han entrado aún en vigor. Entre ellas se incluye un alivio del bloqueo israelí de Gaza y el cese de la inestabilidad en la frontera por parte de las milicias.

"EEUU está trabajando con Egipto y todas las partes para calmar la situación. Llamo a las partes a rebajar la tensión y volver a los acuerdos de los meses pasados. Los que buscan destruirlos serán responsables de un conflicto que tendrá graves consecuencias para todos", ha afirmado el enviado de la ONU a Oriente Medio, Nikolay Mladenov.

La ola de violencia más intensa de los últimos meses en Gaza se produjo el pasado noviembre.