Ir a contenido

Izados

Rescatados con vida 1.800 trabajadores de una mina de platino de Sudáfrica

El accidente ha reavivado las preocupaciones sobre la seguridad la empresa minera Sibanye-Stillwater, con varios siniestros en los últimos años

Efe

Trabajadores de una mina cerca de Pretoria, Sudáfrica.

Trabajadores de una mina cerca de Pretoria, Sudáfrica. / REUTERS / Siphiwe Sibeko

Los alrededor de 1.800 trabajadores atrapados en una mina de platino en el norte de Sudáfrica, a causa de un accidente que bloqueó la salida, fueron rescatados esta madrugada con vida, según informó hoy la compañía que explota el yacimiento.

"Todos los empleados subterráneos del pozo Thembelani han sido izados de manera segura desde el nivel 14 después de que una inspección confirmara que era seguro hacerlo así", informó hoy la empresa sudafricana Sibanye-Stillwater, responsable de la mina, en un comunicado.

Según esta misma fuente, poco antes de la medianoche ya habían sido evacuados más de 1.500 trabajadores, mientras que los restantes estaban siendo trasladados "gradualmente" a la superficie.

Atrapados

Este accidente se produjo alrededor de las 13.00 horas (10.00 GMT) del 30 de abril, cuando la caída de unas barras bloqueó la salida de un pozo conocido como Thembelani, localizado a unos 130 kilómetros de Johannesburgo.

Inicialmente, la Asociación de Mineros y Unión de la Construcción (AMCU, siglas en inglés) denunció que hasta 4.000 personas habían quedado atrapadas en la mina.

"Esperamos que los trabajadores sean devueltos a la superficie lo antes posible y nos preocupa que Sibanye-Stillwater, de nuevo, no nos haya informado del incidente a tiempo", censuró AMCU.

En los últimos años, varios accidentes han afectado a los trabajadores de Sibanye-Stillwater: siete mineros perdieron la vida en otra de sus explotaciones en mayo de 2018 tras un sismo que provocó un derrumbe.

Y en febrero de 2019, cerca de mil mineros quedaron atrapados en la mina de oro de Beatrix, operada por esta misma compañía y situada en el estado Libre (a unos 240 kilómetros al suroeste de Johannesburgo).

Treinta horas después, debido a los problemas eléctricos que una tormenta ocasionó en la explotación, esos mineros fueron rescatados con vida.