Ir a contenido

Caso Wikileaks

Niegan a Chelsea Manning, la cómplice de Assange, la libertad bajo fianza

La Corte Federal de los EEUU confirmó que la detención de este exsoldado transgénero por negarse a declarar ante un gran jurado es correcta

El Periódico

Chelsea Manning, quien en 2010 entregó más de 750 mil documentos confidenciales a Julian Assange.

Chelsea Manning, quien en 2010 entregó más de 750 mil documentos confidenciales a Julian Assange. / Reuters

El Tribunal Federal de Apelaciones de Estados Unidos negó la libertad bajo fianza a la exanalista de inteligencia del Ejército norteamericano, Chelsea Manning, quien en 2010 entregó más de 750 mil documentos confidenciales a Julian Assange, uno de los fundadores de Wikileaks.

La activista e ícono transgénero, nacido como hombre con el nombre Bradley hace 31 años, había apelado contra la decisión de encarcelamiento por desacato al tribunal, luego de que la exsoldado fue encarcelada el 8 de marzo pasado por negarse a responder las preguntas respecto a la filtración de documentos sobre las guerras de Afganistán e Irak considerados secretos, de acuerdo a publicaciones de medios de comunicación internacionales.

Pero el tribunal federal de apelaciones del estado de Virginia "no encontró ningún error en la decisión del tribunal de distrito" y tres jueces confirmaron que "se niega a dejarla en libertad bajo fianza", sin decir más sobre la duración de su detención.

Desconfía de un gran jurado

El portal RT refirió que en su defensa, Chelsea Manning señaló que ya reveló todo lo que sabía ante la Corte Marcial en 2013 y que se opone al secreto del proceso del gran jurado al considerar que “estos procedimientos secretos tienden a favorecer al gobierno”, aunque aclaró que siempre está dispuesta a explicar las cosas de forma pública.

Cabe destacar que las herramientas clave de la justicia estadounidense, los grandes jurados, son colectivos de ciudadanos seleccionados por sorteo, que tienen la tarea de investigar con la máxima confidencialidad en los casos penales federales más graves. Sin embargo, Chelsea Manning desconfía de ellos y aseguró: "No participaré en un proceso secreto que desapruebo moralmente".

A su vez, Moira Meltzer-Cohen, defensora de Manning, reprobó la detención y dijo que es “tremenda crueldad” enviar a una exsoldado transexual a prisión debido a preocupaciones médicas y de seguridad. En respuesta, la fiscal Tracy McCormick aseguró que se tiene experiencia en el manejo de presos transgénero y figuras públicas.

La condena previa

Chelsea Manning, permaneció en prisión siete años, luego de que en 2013 un tribunal militar la sentenció a 35 años de prisión; sin embargo, el presidente Barack Obama le conmutó la condena y recuperó su libertad el 17 de mayo de 2017.

Sin embargo, el 8 de marzo pasado, la enviaron de vuelta a prisión después de negarse a declarar ante un gran jurado que investiga a Wikileaks y a su fundador Julian Assange, ahora detenido en Gran Bretaña, donde había estado refugiado durante siete años, tras una solicitud de extradición de los Estados Unidos y desde ese momento, las búsquedas y ediciones en Wikipedia de Manning se han multiplicado, ya que es parte esencial del caso y ahora porque muchos consideran su nueva detención, como una venganza política por revelar miles de datos confidenciales del gobierno estadounidense.