Ir a contenido

Crisis social

Nicaragua: El Gobierno de Ortega nunca ha querido dialogar, dice obispo

Silvio Báez, jerarca católico nicaragüense, afirma que la situación se ha complicado debido a la posición de cerrazón que han asumido las autoridades

El Periódico

El obispo nicaragüense Silvio Báez durante una ceremonia eclesiástica. 

El obispo nicaragüense Silvio Báez durante una ceremonia eclesiástica.  / Reuters

El obispo nicaragüense Silvio Báez afirmó que el Gobierno que preside Daniel Ortega nunca ha querido dialogar para buscar una salida a la crisis social y política, que estalló hace un año y que ha dejado cientos de muertos y de detenidos.

"El diálogo es la única salida pacífica y que puede evitar peores consecuencias, pero, claro, para dialogar se necesita que las dos partes, primero, se pongan de acuerdo en que van a dialogar y sobre qué van a dialogar, y que haya voluntad de las dos partes", dijo el religioso, al ser consultado por periodistas tras oficiar una misa.

Añadió, sin embargo, que ni en el primer diálogo, que se desarrolló de mayo a julio del año pasado, ni en la negociación que culminó el 3 de abril, aunque quedó con las puertas abiertas para seguir las conversaciones, el Gobierno ha estado "dispuesto a dialogar ni a ceder nada". Y agregó: "Hay que tener esperanza en el diálogo, pero haciendo la salvedad de que este Gobierno no quiere dialogar y nunca ha querido dialogar".

El Gobierno y la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia culminaron el pasado 3 de abril una negociación para superar la crisis sin acuerdos en temas de justicia y democratización, aunque dejaron la puerta abierta para seguir las conversaciones. Los delegados del Ejecutivo pidieron tiempo para reflexionar sobre los puntos de verdad, justicia, reparación y no repetición, además de democratización y reformas electorales.

Buscar la paz

Báez, a quien el papa Francisco trasladará al Vaticano después de la Semana Santa, aclaró que no corresponde a los pastores de la Iglesia católica dar las estrategias específicas o los caminos concretos de organización o de lucha política para buscar una salida a la crisis sino "animar la esperanza y recordar los grandes valores".

Asimismo, invitó a los nicaragüenses a no resignarse "a tener un país como lo hemos tenido hasta ahora" y elogió a los jóvenes por considerar que "han sido la gran consciencia que despertó a este país" y que un año después de la crisis "nos siguen hablando".

"De cierta manera las generaciones anteriores a ellos somos culpables de este país destartalado que le estamos entregando a la juventud y a la niñez de Nicaragua, pero ellos nos están dando un gran ejemplo y esto asegura que el futuro de Nicaragua no solo va a ser distinto, sino que va a ser mejor", apostilló.

Búsqueda de justicia

Consultado sobre una posible absolución para los responsables de las muertes en el marco de la crisis, Báez dijo que el ideal del evangelio, del mensaje cristiano, es que los hombres y las mujeres del mundo se reconcilien y se perdonen. Explicó que la justicia reivindica la dignidad de las víctimas y ofrece la oportunidad "a quien ha sido culpable de la injusticia, de la represión, del crimen, de que se pueda arrepentir". Y agregó que la justicia es solamente un paso, pero que si no hay misericordia hacia el culpable, "la justicia en sí no arranca el mal de raíz, porque el mal está allí".

"Lo único que verdaderamente arranca el mal de raíz es el perdón. Es cuando quien ha sufrido perdona, pero esto lleva tiempo. A quien ha sufrido y a quien ha sido víctima no le podemos exigir que perdone, hay que darle tiempo, hay que sanar heridas", añadió.

Al finalizar la eucaristía que ofreció en la parroquia Nuestro Señor de Esquipulas, 11 kilómetros al sureste de Managua, Báez pidió la liberación de los considerados presos políticos por la oposición, entre ellos la de los periodistas Miguel Mora y Lucía Pineda Ubau. Durante la actividad religiosa, el obispo fue vitoreado por los presentes que gritaron, entre otros, "Silvio, amigo, el pueblo está contigo" y clamaron por "libertad y justicia para Nicaragua".

Temas: Nicaragua