Ir a contenido

Disputas políticas

EEUU no contempla la vía militar para un cambio de régimen en Irán

Mike Pompeo aseguró que el gobierno estadounidense solo piensa en apoyar la transición para que "un grupo no revolucionario" dirija el gobierno iraní

El Periódico

Mike Pompeo, el secretario de Estado de los EEUU en una conferencia de prensa.

Mike Pompeo, el secretario de Estado de los EEUU en una conferencia de prensa. / AFP

El secretario estadounidense de Estado, Mike Pompeo, ha afirmado que su país no busca un cambio de régimen en Irán por la vía militar, informó el medio de comunicación estadounidense Axios.

Pompeo hizo estas declaraciones en una reunión a puerta cerrada con miembros de la comunidad estadounidense-iraní en el hotel Renaissance Dallas (Texas, EEUU:), según Axios, que cita a tres fuentes que estuvieron en ese encuentro. En esa reunión el titular de Exteriores pronunció un breve discurso de apertura y acto seguido dio paso a un turno de preguntas y respuestas.

Las opciones de los EEUU

Uno de los asistentes le preguntó cuál sería la opción si no se produce un cambio de sistema político en la República Islámica, a lo que Pompeo respondió: "Tenemos cuidado en no emplear el lenguaje de cambio de régimen" y agregó que la Administración del presidente Donald Trump "no va a hacer un ejercicio militar dentro de Irán".

Ante otra pregunta sobre si los EEUU ha considerado la idea de un golpe de Estado en ese país, Pompeo se mostró evasivo. "Incluso si lo hubiera (considerado), ¿Acaso os lo estaría diciendo?", bromeó el secretario de Estado.

"Nuestra misión establecida -agregó- es darles la oportunidad, la capacidad de crear oportunidades, crear eso, proporcionar apoyo a la transición". Y agregó: "Nuestro mejor interés es un grupo no revolucionario de líderes que dirijan Irán", dijo Pompeo, de acuerdo a las tres fuentes de Axios, una de las cuales tomó notas durante el encuentro.

Las disputas nucleares

Asimismo reconoció que no hay garantías de que las nuevas sanciones impuestas por su Gobierno a Irán no perjudiquen al pueblo de este país y distanció a su Administración del grupo Muyahidín al Halq, opuesto a Teherán y designado por Washington como organización terrorista.

En mayo de 2018, Washington decidió abandonar el tratado nuclear firmado con Irán en 2015, alegando que Teherán estaba aprovechándose del acuerdo para desarrollar un programa de armamento nuclear, algo que fue rechazado por el resto de países signatarios: Rusia, China, Francia, el Reino Unido y Alemania.