Ir a contenido

Crisis económica

El Gobierno de Argentina busca proteger el bolsillo de sus ciudadanos

Mauricio Macri lanzó una serie de medidas para enfrentar los altos niveles de inflación, que incluye un control de precios para reactivar así el consumo interno

El Periódico

Una mujer compra frutas y verduras en una feria comunitaria para combatir la inflacion.

Una mujer compra frutas y verduras en una feria comunitaria para combatir la inflacion. / EFE

El Gobierno de Argentina anunció una serie de medidas que buscan contener una galopante inflación y reactivar el consumo, en medio de una crisis que compromete seriamente las probabilidades de reelección del presidente Mauricio Macri.

El anuncio se realizó un día después de que se conociera que la inflación solo en marzo fue del 4,7 por ciento, acumulando en los últimos 12 meses un 54,7 por ciento, lo que golpeó a la actividad económica y ha hecho crecer la pobreza.

Mantener precios sin cambios

Entre otras medidas, el Gobierno cerró un acuerdo con empresas minoristas y proveedores de alimentos como carne vacuna para mantener por al menos seis meses los precios de 60 productos. Además anunció un congelamiento de tarifas de servicios públicos para este año.

“En este período en el cual hemos tenido una aceleración transitoria en la inflación, fue muy importante llevar alivio a las familias argentinas, porque sabemos que esto es un pico transitorio, pero que luego la inflación va a ir bajando”, dijo en una conferencia de prensa el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne.

El funcionario agregó que la baja del déficit y el “cambio estructural” que impulsa el Gobierno es lo que permitirá “realmente bajar la inflación en el largo plazo”. Tras conocerse la alta inflación de marzo, el Banco Central anunció una mayor contracción en la política monetaria para ayudar a contener los precios minoristas. Mientras que el peso argentino subía tras las medidas anunciadas por el Banco Central, dando un respiro al Gobierno. Sin embargo, la bolsa y los bonos caían y el riesgo país subía.

Argentina sufre hace décadas una elevada inflación, pero el derrumbe del peso en 2018 alimentó ajustes de precios -incluyendo las tarifas de servicios públicos reguladas por el Gobierno- que aún se mantienen. Otras medidas similares para acordar precios y tarifas en el pasado “han resultado ser altamente ineficientes, llevando a severas distorsiones de mercados y situaciones de escasez ocasional”, dijo en un reporte la consultora Control Risks.

La reelección de Macri

En medio de la tormenta cambiaria del año pasado, Macri buscó ayuda del Fondo Monetario Internacional (FMI), con el que acordó una línea de crédito por 56.000 millones de dólares. Varios candidatos a presidente por la oposición ya dijeron que deberán revisar el acuerdo si son elegidos.

Hasta hace meses los analistas daban por sentada la reelección de Macri en los comicios de octubre, pero su imagen sufrió un derrumbe en los sondeos, que ahora son liderados por la expresidenta de centroizquierda Cristina Fernández de Kirchner. “La batalla la vamos a ganar”, dijo Macri en un video en el que se lo ve conversando con una pareja de ciudadanos comunes en la sala de su casa, difundido por el Gobierno.