Ir a contenido

El conflicto venezolano

Maduro: "Toda la ayuda humanitaria que quiera llegar es bienvenida"

Guaidó acusó al Gobierno de ocultar la gravedad de la situación y aseguró que siete millones de personas están en juna situación de riesgo

La Cruz Roja pidió no politizar la asistencia a los sectores más afectados por la crisis económica y social

Abel Gilbert

Miembros de la Cruz Roja reparten el primer cargamento de ayuda humanitaria que llegó a Venezuela.

Miembros de la Cruz Roja reparten el primer cargamento de ayuda humanitaria que llegó a Venezuela. / EFE

"Por lo legal todo, por las malas nada", dijo Nicolás Maduro sobre el arribo del primer cargamento con medicamentos como fruto del acuerdo entre el Gobierno y la Cruz Roja Internacional. "La ayuda necesaria para Venezuela llega toda la semana cumpliendo con los protocolos internacionales y con la revisión de los medicamentos, luego se distribuye a hospitales, Centros de Diagnóstico Integral, consultorios".  En esas condiciones pactadas con "el Gobierno constitucional y legítimo que yo presido toda la ayuda humanitaria es bienvenida".

Maduro aprovechó la celebración de los 16 años de la misión de asistencia social Barrio Adentro para criticar los anteriores intentos de la oposición de ingresar alimentos y otros insumos desde las fronteras de Colombia y Brasil con el respaldo de Estados Unidos y los Gobiernos que reconocen al líder parlamentario Juan Guaidó como “presidente encargado”. Maduro apuntó especialmente contra Donald Trump. "Como quiere ayudar a Venezuela, le digo: No tiene que gastar un dólar, liberen los recursos de Venezuela. A Portugal le digo: Libere los 1.726 millones de dólares que nos robaron".

Aunque valoró el papel que desempeña la Cruz Roja, Maduro recordó que el principal esfuerzo para contener a una sociedad pauperizada lo realiza el Estado. "Llegó una ayuda humanitaria para 10.000 personas. Perfecto. Pero nosotros hemos atendido a 1.975.000 casos aún con el bloqueo económico y la persecución financiera”.

Guaidó no esperó que hablara Maduro para denunciar que siete millones de personas, lo que equivale al 25% de la población, se encuentra en una situación de riesgo. El diputado se atribuyó como un triunfo de su coalición el arribo a Venezuela de la Cruz Roja. Las protestas y movilizaciones que se intensificaron desde el 23 de enero pasado permitieron "hacer visible" ante el mundo las dramáticas circunstancias. "Tuvieron el tupé de negar la existencia de una emergencia humanitaria. ¿Cómo se produce una emergencia, una tragedia, una catástrofe sin precedente en el país de los recursos petroleros más grandes del mundo de un día a otro?".

El diputado de la Asamblea Nacional, Miguel Pizarro, quien coordinó el fallido intento de entrada de insumos por la frontera el pasado 23 de febrero atribuyó por su parte la llegada de la ayuda al aeropuerto de Caracas a la lucha de los  médicos, enfermeras, familiares y dirigentes sociales. "Nuestra victoria no es la foto con una caja y chalecos, nuestra victoria es salvar vidas".

La posición de la Cruz Roja

En tanto, el presidente de la Cruz Roja venezolana, Mario Villarroel, pidió a las autoridades del Ejecutivo y el Congreso "no politizar" la asistencia. "Reafirmamos que la ayuda será distribuida conforme a los principios fundamentales de nuestro movimiento, especialmente los de neutralidad, imparcialidad e independencia, por ello, le pedimos a todos que no permitan la politización de este gran logro que busca salvar vidas en el país". 

El primer cargamento traído por el organismo y la Medialuna Roja Internacional contiene material médico y 14 generadores que se instalarán en hospitales para hacer frente a la crisis eléctrica que se tornó en endémica desde la primera semana de marzo. De hecho en la noche del martes se reportaron cortes ocasionales en zonas de Caracas. Desde hace dos semanas, las autoridades estatales pusieron en marcha una política de racionamiento energético.

Nuevos efectos de la crisis económica

La opsoción y el madurismo prepararn nuevas movilizaciones para el fin de semana. Al margen del pulso entre las partes, la economía sigue en picada. El dólar paralelo se disparó durante las últimas semanas y acaba de ubicarse en 5.186,43 bolívares, lo que representa un incremento del 23% respecto de marzo. Según el Congreso, la inflación de enero solamente fue del 200%, la más alta durante un mes en la historia venezolana.