Ir a contenido

CONMOCIÓN EN PARÍS

Francia lanza un concurso internacional para reconstruir la aguja de Notre Dame

El Gobierno francés mantiene su compromiso de culminar la rehabilitación del templo en cinco años

El Ejecutivo tiene previsto aprobar una nueva normativa para favorecer la "transparencia" de las donaciones

Eva Cantón

La aguja de Notre Dame, en llamas.

La aguja de Notre Dame, en llamas. / AFP / HUBERT HITIER

El primer ministro francés, Edouard Philippe, ha anunciado este miércoles la organización de un concurso internacional de arquitectura para reconstruir la aguja de Notre Dame que se desplomó este lunes en medio de las llamas que devastaron la catedral. El certamen servirá para decidir si será idéntica a la que concibió Viollet le Duc en el siglo XIX o si se dota a la iglesia de una nueva "adaptada a las técnicas y retos" de la época actual.

A la salida de un Consejo de Ministros dedicado íntegra y exclusivamente a la rehabilitación de un monumento que visitaban cada año 13 millones de personas, Philippe ha informado de que el Gobierno aprobará la próxima semana un decreto ley para dar cobertura legal y garantizar la transparencia en la gestión de los donativos destinados a sufragar una obra que se anuncia colosal.

El presidente francés se ha dado un plazo de cinco años para que Notre Dame renazca de sus cenizas, un proyecto "ambicioso" que en opinión de Philippe es un "imperativo colectivo" que no vinculó, a pesar de estar en la mente de todos, a la celebración de los Juegos Olímpicos en París en el 2024.

"Un desafío inmenso, una responsabilidad histórica, la obra de nuestra generación para las generaciones futuras", ha indicado el jefe del Ejecutivo.

Los franceses que contribuyan a la financiación de las obras con una cantidad inferior a los 1.000 euros tendrán una rebaja fiscal del 75% en la declaración de la renta y del 66% si el importe es superior. En el caso de las empresas no habrá cambios: se beneficiarán de una reducción del 60% en el impuesto de sociedades.

Unir esfuerzos

El Ministerio de Cultura creará una agencia específica para coordinar la realización de las obras junto a los departamentos de Economía y Trabajo. Arquitectos, ingenieros, artesanos y restauradores serán, ha dicho Philippe, "el brazo armado" de la reconstrucción.

El primer ministro, que no ha dado cifras sobre el coste del proyecto, ha prometido que el Gobierno estará al lado de todos los ciudadanos, empresas, artesanos, instituciones públicas, representantes religiosos y representantes locales y nacionales que quieran "unir esfuerzos" para levantar Notre Dame.

 "Si el heroísmo de los bomberos ha permitido evitar la catástrofe, los daños son espantosos y el incendio permanecerá en nuestra memoria y la de las generaciones futuras", ha apuntado .

Emmanuel Macron presidirá esta tarde una reunión en el Elíseo a la que asistirán los titulares de los ministerios directamente afectados por las labores de rehabilitación así como la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, la directora general de la Unesco, Audrey Azoulay, y el arzobispo de París, Michel Aupetit.