Ir a contenido

EL FUTURO DE EUROPA

La prórroga del 'brexit' genera malestar en la Eurocámara

El jefe de los liberales advierte de que el aplazamiento podría "envenenar" las próximas elecciones europeas

El presidente de la UE defiende el derecho y la obligación de los británicos a participar en los comicios

Silvia Martinez

La primera ministra británica, Theresa May, el pasado 14 de abril en Bruselas. 

La primera ministra británica, Theresa May, el pasado 14 de abril en Bruselas.  / AP / FRANCISCO SECO

La prórroga del 'brexit' al 31 de octubre –si el Parlamento británico no ratifica antes el acuerdo- tendrá consecuencias directas en la Eurocámara ya que obligará al Reino Unido a celebrar elecciones europeas el 23 de mayo. Un hecho que ha generado incertidumbre y malestar entre algunos grupos políticos. “Va a prolongar la sensación de incertidumbre y de indecisión. Y lo que más temo es que acabe importando el lío del ‘brexit’ a la UE y envenene las próximas elecciones europeas”, ha criticado el jefe de filas de los liberales, Guy Verhofstadt.

El coordinador del Parlamento Europeo para el ‘brexit’ ha sido este martes la voz más dura con la solución pactada la semana pasada por los Veintisiete. A su juicio seis meses de prórroga es demasiado poco tiempo para que el Reino Unido se repiense la situación pero demasiado para mantener la presión y que conservadores y laboristas pacten una solución definitiva que permita un ‘brexit’ ordenado. “Mi temor es que en vez de matar al ‘brexit’ esta decisión mate a Europa y la deje herida de muerte. Este es el momento en el que necesitamos poner nuestras energías en la reforma y renovación de la UE y es en eso en lo que nos deberíamos centrar. Ese espíritu, en mi opinión, estuvo ausente el pasado miércoles”, ha lamentado durante el debate de balance. 

Sus palabras, dirigidas al presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, han tenido respuesta directa. “El Reino Unido tiene derecho y obligación a participar en estas elecciones. Es así mientras siga siendo miembro de la UE. Es algo sobre lo que no se puede negociar. No puedo dar mi acuerdo a que se establezca una participación de segunda categoría. No podemos obviar la realidad jurídica. Al señor Verhofstadt, que ha sido enérgicamente aplaudido por Farage, le pido que considere y reformule su argumentación”, le ha respondido el polaco.

Hartazgo del 'brexit'

La decisión, aunque aplaudida por ecologistas británicos y nacionalistas escoceses, tampoco ha gustado a la izquierda europea. “Seis meses más significa que el Parlamento Europeo y el proceso democrático de la UE están en juego”, ha afeado Gabrielle Zimmer por complicar aún más la campaña. “Ya es suficientemente difícil. Si sabemos desde el inicio que va a ser un circo para eso haber propuesto cinco años, una legislatura entera”, ha arremetido.

“Se que ambas orillas del Canal todo el mundo estamos exhaustos lo que es comprensible pero esto no es excusa para decir terminemos con ello porque estamos cansados”, reconocido Tusk que ha explicado que durante la pasada cumbre uno de los líderes europeos advirtió que no deberían ser ingenuos y pensar que el ‘brexit’ tenía marcha atrás. “No le respondí pero hoy me gustaría decir que en este momento difícil de nuestra historia necesitamos soñadores y sueños”, ha dicho.

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, por su parte ha intervenido para poner los pies en la tierra. “El Reino Unido puede pedir la revocación del artículo 50 pero no es la hipótesis con la que trabajo y tampoco lo es un nuevo aplazamiento más allá del 31 de octubre”, ha zanjado.