Ir a contenido

La Eurocámara se vuelca con Notre Dame

Su presidente Antonio Tajani insta a los eurodiputados a donar su salario del día y coloca simbólicamente una urna a la entrada del hemiciclo

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, pide a los gobiernos europeos que se impliquen en la reconstrucción

Silvia Martinez / Bruselas

Bomberos ante Notre Dame, tras extinguir las llamas.

Bomberos ante Notre Dame, tras extinguir las llamas. / AFP / ZAKARIA ABDELKAFI

El objetivo era confirmar que el ‘brexit’ ha quedado aparcado, si no hay ratificación antes el acuerdo de salida, hasta el 31 de octubre. Pero el debate celebrado este martes en el pleno del Parlamento Europeo ha servido más bien de homenaje frente al incendio que devastó el martes la catedral de Notre Dame de París. “Lo que ha sucedido es una pérdida que no se va a restaurar fácilmente”, ha lamentado el presidente de la Eurocámara, Antonio Tajani, que ha instado al resto de eurodiputados a donar su salario del día a la reconstrucción de este monumento.

Una sugerencia que se ha plasmado simbólicamente en una urna colocada a la entrada del hemiciclo y en la que el italiano y otros políticos han podido dejar constancia de su simbólico gesto. Y es que si los 751 eurodiputados del hemiciclo llegaran a donar la dieta diaria que reciben para cubrir sus actividades oficiales en Bruselas o Estrasburgo, de 320 euros al día, la cifra podría sumar los 225.000 euros. “Estaremos al lado del pueblo francés porque va a llevar mucho tiempo curar esta herida”, ha indicado Tajani en la apertura de la sesión plenaria. “Tenemos que reconstruir la catedral y creo que este sería un mensaje positivo del Parlamento Europeo”, ha añadido.

También el presidente del Consejo Europeo, Donald, Tusk, ha hecho un llamamiento a los Estados miembros a contribuir en la reconstrucción de esta obra como se reconstruyó su ciudad Gdansk, destruida casi al 90% durante la guerra. “Hago un llamamiento a los 28 Estados miembros a que tomen parte en esta tarea” porque está en juego “algo más que la ayuda material”, ha recordado. “El incendio de Notre Dame ha dejado claro una vez más que estamos unidos por algo más profundo que los Tratados. Hoy entendemos mejor esa esencia que es común. Sabemos cuánto podemos perder y queremos defenderlo juntos”, ha reivindicado.

Por su parte, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, también ha querido dejar su mensaje de conmoción. “fue una jornada terrible para todos quienes aman a Francia y París. París para ninguno de nosotros es un lugar neutro sino que es un lugar del que nos enamoramos una y otra vez. La ciudad se ha visto víctima de una tragedia que no es solo una perdida monumental sino para todos los franceses”, ha reconocido prometiendo también apoyar los esfuerzos de reconstrucción.