Ir a contenido

Líderes de la antigua Yugoslavia

Muere Mirjana Markovic, la viuda del expresidente serbio Slobodan Milosevic

Apodada 'Lady Macbeth de los Balcanes', ha fallecido a los 77 años por una neumonía en Rusia, donde estaba exiliada

El Periódico / Agencias

Mirjana Markovic, viuda del ex lider serbio Slobodan Milosevic.

Mirjana Markovic, viuda del ex lider serbio Slobodan Milosevic. / Andrej Isakovic (AFP)

Mirjana Markovic, viuda del expresidente serbio Slobodan Milosevic, quien desempeñó un papel clave en las políticas de su marido durante la violenta ruptura de Yugoslavia en la década de 1990, murió el domingo a los 77 años en Moscú, donde había vivido en el exilio desde que huyó de Serbia en el 2003 para evitar el enjuiciamiento por abuso de poder.

Markovic, vista por los críticos como Lady Macbeth de los Balcanes, que incitó a su esposo a aplastar a sus enemigos y desafiar a Occidente, ha muerto a causa de una neumonía, según un amigo de la familia, Dragoljub Kocovic. El Gobierno serbio no ha hecho ninguna declaración oficial al respecto, pero el ministro de Defensa, Aleksandar Vulin, exmiembro del desaparecido Partido de la Izquierda Yugoslava de Markovic, ha dicho que estaba de luto "especialmente porque no pasó sus últimos días en la Serbia que ella tanto amaba". "Espero que ella encuentre la paz que la gente le quitó", ha declarado Vulin en la televisión estatal.

La ministra de Exteriores de Serbia, Ivica Dacic, jefa del Partido Socialista que dirigió Milosevic en la década de 1990, también ha enviado sus condolencias a su familia y ha ofrecido la ayuda del partido para organizar el funeral de Markovic, según la televisión estatal. "Tal vez no siempre compartimos los mismos puntos de vista, pero la respeté como la esposa de Slobodan Milosevic y como científica", ha dicho Dacic.

La viuda de Milosevic estaba hospitalizada en una clínica moscovita tras complicarse su estado de salud a raíz de una caída que sufrió hace seis semanas, en la que se rompió el brazo derecho. Tras descubrir en el hospital que el estómago se le había desplazado por encima del diafragma en la caída, los médicos sometieron a dos intervenciones quirúrgicas a la paciente, que tras la segunda operación contrajo una neumonía de la que no pudo recuperarse, según fuentes cercanas a la familia.

Exiliada en Rusia

El líder serbio (1941-2006) fue derrocado por las fuerzas reformistas de su país en el 2000, tras una década en el poder y fue extraditado a La Haya un año después para enfrentar cargos de crímenes de guerra. Fue encontrado muerto en su celda en La Haya el 11 de marzo del 2006.  Markovic estuvo al lado de su esposo durante la sangrienta ruptura de Yugoslavia y la campaña de bombardeos aéreos de la OTAN de 1999 que tuvo como objetivo poner fin a la represión de las fuerzas serbias contra los separatistas albaneses en la provincia serbia de Kosovo. 

Markovic nació el 23 de julio de 1942, hija de partisanos comunistas que lucharon contra la ocupación nazi de Yugoslavia. Su madre, Vera Miletic, fue capturada por la Gestapo y supuestamente bajo tortura reveló información sensible que llevó a los arrestos de combatientes de la resistencia comunista. Más tarde fue ejecutada por los alemanes en Belgrado.

Markovic y Milosevic eran novios de la infancia y se hicieron inseparables. Aunque le debía su influencia política a su papel como su consejera y confidente más cercana, también construyó su propia base de poder en la izquierda yugoslava neocomunista.

Markovic no regresó de su exilio ruso para asistir al funeral de su esposo en Serbia por temor a ser arrestada, acusada de haber abusado de su posición de primera dama en la adquisición de apartamentos para familiares y bajo sospecha por su posible participación en la muerte de un editor de un periódico en 1999. A Markovic, doctorada en Sociología, le sobreviven su hijo Marko y su hija Marija.

Temas: Serbia Kosovo