Ir a contenido

CRISIS EN EL PAÍS AFRICANO

Los manifestantes mantienen la movilización para pedir un gobierno civil en Sudán

Los impulsores de la protesta exigen que se juzgue al expresidente Bashir

El Periódico

Manifestantes protestan ante las fuerzas de seguridad sudanesas en Kartum. 

Manifestantes protestan ante las fuerzas de seguridad sudanesas en Kartum.  / UMIT BEKTAS (REUTERS)

Los manifestantes de Sudán que protestan por la situación política y económica en el país se resisten a poner fin a la movilización y a los intentos de abortarla por parte de las autoridades mientras la junta militar que actualmente ostenta el poder no lo ceda a un gobierno civil que juzgue los abusos del depuesto presidente Omar al Bashir. El Ejército intentó en vano poner fin a la acampada que alrededor de 5.000 personas mantienen ante la sede del Ministerio de Defensa, en Jartum, para presionarles y que se reconozcan sus reivindicaciones.

Las tropas habían rodeado tres cuartas partes de la sentada y se habían desplazadpo que se disponían a eliminar las barreras de piedra y metal ante las que se parapetaban  los manifestantes, que se unieron y formaron anillos alrededor del área de la sentada para proteger el espacio. Los jóvenes protestaban con cánticos y proclamas como"Libertad, libertad" y "Revolución, revolución", al tiempo que apelaban al Ejército para que se uniera a su causa.

La sentada alrededor del recinto --que también incluye la sede de inteligencia y la residencia presidencial--, comenzó el pasado 6 de abril, después de más de tres meses de protestas impulsadas por la Asociación de Profesionales Sudaneses (SPA por sus siglas en inglés).

Fuerte seguridad

El jueves, el Ejército de Sudán anunció que había retirado y detenido a Bashir después de tres décadas en el poder y que estaba estableciendo un consejo militar de transición para dirigir el país. Desde entonces, el jefe del consejo militar y del poderoso Servicio Nacional de Inteligencia y Seguridad de Sudán han sido reemplazados, ya que los manifestantes han seguido pidiendo un cambio.

El lunes, el consejo militar dijo que estaba reestructurando el comando de las fuerzas conjuntas, y nombrando un nuevo jefe para el Ejército.

El embajador de Gran Bretaña en Sudán, Irfan Siddiq, ha dicho que se había reunido con el jefe adjunto del consejo militar de transición, Mohamed Hamdan Dagalo, y que había "pedido claridad sobre el paradero del expresidente Bashir y otras figuras importantes del antiguo régimen".

Cuando los militares anunciaron la expulsión de Bashir, dijeron que había sido arrestado y que estaba en un "lugar seguro". Fuentes sudanesas dijeron a Reuters que Bashir estaba en una residencia presidencial bajo "fuertes medidas de seguridad".

Temas: Sudán