Ir a contenido

Caso Odebrecht

La historia de Kuczynski, el expresidente de Perú detenido por lavado de dinero

Este personaje ha sido muy polémico y pasó de ser un destacado empresario a ocupar el máximo cargo político y ahora se enfrenta a la justicia peruana

El Periódico

Pedro Pablo Kuczynski es detenido acusado de lavado de dinero.

Pedro Pablo Kuczynski es detenido acusado de lavado de dinero. / AFP

Pedro Pablo Kuczynski, cuya llegada a la Presidencia de Perú en julio de 2016 no estuvo exenta de polémica por su doble nacionalidad (peruana-estadunidense) y su larga trayectoria empresarial, fue detenido al salir de su casa en Lima por la Policía Nacional, en cumplimiento a una orden de detención preliminar por 10 días, bajo el cargo de lavado de dinero relacionado con el caso Odebrecht.

El exmandatario peruano, de 80 años, estudió economía en la Universidad de Oxford (Reino Unido) y una maestría en Economía y Política en la Universidad de Princeton (Estados Unidos).En el campo político, además de su paso por la Presidencia peruana, Kuczynski ocupó los cargos de ministro de Energía y Minas durante el segundo gobierno de Fernando Belaúnde Terry y de Economía además de jefe de gabinete cuando Alejandro Toledo fue presidente.

Larga carrera profesional

Inició su carrera laboral en el Banco Mundial como economista regional para América Central. En 1967, regresó a Perú para trabajar como gerente en el Banco Central de Reserva. Tras el golpe de Estado del primer gobierno de Fernando Belaúnde Terry  (1963-1968), viajó a Estados Unidos y reingresó al Banco Mundial como economista en jefe para los países de América Latina y luego como jefe de Planeamiento de Políticas.

En el campo empresarial, Kuczynski fue miembro de empresas como Compañía de Acero del Pacífico, Magma Copper, Edelnor, S.A., Toyota Motor Corporation, Siderúrgica Argentina, R.O.C. Taiwan Fund, CS First Boston, Tenaris, Southern Peru Copper Corporation y Ternium Inc (NYSE).

Un mandato lleno de polémicas

Además de la polémica por su doble nacionalidad, pese a que renunció a la estadunidense, Kuczynski enfrentó protestas masivas en el país, la renuncia de tres de sus ministros, así como críticas nacionales e internacionales por su decisión de conceder en diciembre de 2017 un indulto al exmandatario Alberto Fujimori, quien cumplía una condena por crímenes contra los derechos humanos.

Ese mismo mes, el Congreso peruano aprobó admitir una moción de vacancia contra Kuczynski, después de que la Comisión Lava Jato diera por hecho que el mandatario había mentido al no reportar los supuestos pagos que recibió de Odebrecht mientras era ministro del expresidente Alejandro Toledo

A principios de 2018, debió enfrentar un segundo pedido de vacancia, ahora por "incapacidad moral" para gobernar. Su situación se complicó más ante la difusión de varios videos de compra de votos a congresistas para que apoyaran al mandatario. Finalmente, Kuczynski renunció a la Presidencia el 21 de marzo de 2018 al señalar en un mensaje televisado que no deseaba que “ni la patria ni su familia siga sufriendo con la incertidumbre de los últimos tiempos”.