Ir a contenido

Negociaciones fallidas

Kim Jong-un dice que no los pondrán de "rodillas con sanciones"

El líder de Corea del Norte mandó un mensaje a Trump y señaló que el "desarrollo de la economía socialista" es su principal estandarte para enfrentar a occidente

El Periódico

Kim Jong-un, líder de Corea del Norte. AP

Kim Jong-un, líder de Corea del Norte. AP / KCNA via KNS

El líder norcoreano, Kim Jong-un, ha defendido repetidamente la "autosuficiencia" como mecanismo para que su país no ceda ante las sanciones internacionales en un momento en el que el diálogo sobre desnuclearización con los EEUU está de nuevo encallado.

Kim se pronunció de esta manera durante la reunión plenaria del comité central del Partido de los Trabajadores y de la que informó la agencia estatal de noticias KCNA. "Deberíamos alzar el estandarte del desarrollo de la economía socialista de manera congruente y propinar así un golpe a aquellos instalados en el error de creer que pueden ponernos de rodillas con sanciones", dijo Kim durante el encuentro.

La propia KCNA asegura en el texto que el mariscal norcoreano pronunció la palabra "autosuficiencia" 27 veces durante la reunión, un concepto fuertemente arraigado en la ideología concebida por el partido único en las últimas siete décadas.

Las negociaciones fallidas

Se cree con que esta insistencia Kim podría estar mentalizando a los norcoreanos para una larga negociación con Washington tras la fallida cumbre de Hanói de febrero, la cual mencionó en su discurso, aunque a su vez evitó lanzar críticas directas contra los EEUU.

El desacuerdo en Hanói giró en torno al número de activos armamentísticos norcoreanos a desmantelar (además del nuclear, Washington abogó por que Pionyang desmantele también misiles y armas químicas y biológicas) y al volumen de sanciones sobre el régimen que Estados Unidos aliviaría a modo de "medida correspondiente".

Washington consideró insuficiente lo ofrecido por Pionyang, que pidió el levantamiento de buena parte de las sanciones a cambio de inutilizar su centro de investigación nuclear de Yongbyon. Las palabras del líder norcoreano se conocen el mismo día en que el presidente surcoreano, Moon Jae-in y su homólogo estadounidense, Donald Trump, se reúnen en Washington.

Seúl y Washington coinciden en la necesidad de reavivar el estancado diálogo, pero aparentemente divergen en las vías para incitar a Pionyang a implementar verdaderos avances en su desnuclearización. Mientras que Trump se ha mostrado muy tajante, Moon parece ser más partidario de recompensar progresivamente al régimen por sus avances y es previsible que ambos líderes traten esto durante su encuentro.