Ir a contenido

La increíble historia de un falso túnel de lavado de coches en Perú: no lavaban vehículos, quemaban cadáveres

Los vecinos denunciaron la actividad después de ver que cada día llegaban al local al menos ocho coches fúnebres

El Periódico

Las autoridades de La Victoria clausuraron el local, que no contaba con licencia de funcionamiento. 

Las autoridades de La Victoria clausuraron el local, que no contaba con licencia de funcionamiento.  / Facebook/ Susel Paredes

Las autoridades municipales del distrito de La Victoria de la ciudad de Lima (Perú) se toparon este martes con una sorpresa cuando entraron en un local de lavado de coches. El establecimiento era la tapadera de un crematorio clandestino donde los empleados no limpiaban vehículos sino que quemaban cadáveres.

"Efectivamente hemos clausurado el crematorio clandestino, pero no había un cuerpo, sí ataúdes y carrozas", confirmó en Twitter la gerente de fiscalización de La Victoria, Susel Paredes, ante las versiones periodísticas que indicaron que en el momento de la intervención se estaba incinerando un cuerpo.

Agentes de la policía municipal y de la oficina de fiscalización de La Victoria intervinieron en un edificio situado en la Prolongación Lucanas, después de que vecinos denunciaran la existencia del crematorio clandestino.

Según medios locales, dentro del local, que tenía un cartel de lavado de automóviles pero pertenecía a una empresa de servicios funerarios, se encontró un horno crematorio con una chimenea.

Los vecinos señalaron que hasta ese lugar llegaban a diario al menos ocho carrozas fúnebres, que se estacionaban durante varias horas en las pistas y veredas.

Paredes consideró "muy grave" y "el colmo" la existencia de una instalación clandestina de ese tipo en su distrito.

Las autoridades de La Victoria clausuraron el local, que no contaba con licencia de funcionamiento y provocaba contaminación ambiental, mientras se abría una investigación contra la funeraria por haber infringido las normas legales que regulan el funcionamiento de los servicios de cremación.

La municipalidad de La Victoria, un distrito en el que se encuentra la mayor zona textil de Perú, conocida como Gamarra, ha emprendido una gran campaña de lucha contra la informalidad desde que en enero pasado asumió la alcaldía George Forsyth.

El alcalde, quien hasta hace unos años fue portero del popular club de fútbol Alianza Lima, ha desalojado a cientos de vendedores informales de Gamarra y realiza campañas similares en otras zona de ese antiguo distrito, cercano al centro histórico de Lima.

Temas: Lima Cadáveres