26 oct 2020

Ir a contenido

Estado estable

El dalái lama, hospitalizado en la India por una infección respiratoria

El líder religioso tibetano, de 83 años, tuvo que ser trasladado desde su residencia en el Himalaya indio a un hospital de Nueva Delhi

El Periódico

El Dalai Lama, líder espiritual del Tíbet. 

El Dalai Lama, líder espiritual del Tíbet.  / Reuters

El dalái lama, líder espiritual del Tíbet, fue ingresado este martes en el hospital debido a una infección respiratoria, aunque su estado "ha empezado a mejorar", según ha informado este miércoles una fuente próxima citada por la agencia Efe. De acuerdo con el informe, el monje budista de 83 años presentó malestares que requirieron atención médica y fue trasladado desde su hogar en Dharamsala, Himalaya indio, a un hospital en la capital, Nueva Delhi.

El dalái lama "comenzó a sentir algunas molestias ayer y por eso fue llevado a un chequeo médico, durante el que se decidió que fuera hospitalizado", explicó Tenzin Taklha, su secretario privado.

Según la fuente, los médicos "le diagnosticaron una infección pulmonar y está ahora bajo tratamiento médico", aunque subrayó que "se encuentra mucho mejor y podría ser dado de alta dentro de dos días". "El médico ha dicho que no hay ninguna razón para inquietarse. No es grave. Solo necesita unos días de reposo", ha afirmado, por su parte, Ngodup Tsering, respresentante del dalái lama en Estados Unidos.

60 años de exilio

Lhamo Dondhup, nombre original del decimocuarto dalái lama, completó el pasado marzo 60 años de exilio en la India, donde huyó en 1959 tras la dura represión china contra el levantamiento popular de Lhasa, capital del Tíbet.

El dalái lama se vio forzado a abandonar el país con miles de compatriotas y buscar cobijo en el norte de la India.

Desde entonces, continuó la lucha por la libertad de su pueblo, aunque siempre "oponiéndose sistemáticamente a la violencia", motivo por el cual le fue concedido el Nobel de la Paz en 1989.

El líder religioso tibetano nació el 6 de julio de 1935 en Taktser, en el Tíbet oriental, donde a los dos años de edad se convirtió en cabeza espiritual de su pueblo al ser reconocido como la reencarnación de su predecesor.

La búsqueda de su reencarnación

Alrededor de 100.000 tibetanos viven en la India y muchos temen que su lucha por una patria verdaderamente autónoma termine con el dalái lama.

Según la agencia Reuters, el líder religioso manifestó el mes pasado que su reencarnación podría encontrarse en la India después de su muerte, y advirtió de que cualquier otro sucesor nombrado por China no sería respetado.

China, que tomó el control del Tíbet en 1950, califica al dalái lama como un separatista peligroso y ha dicho que sus líderes tienen el derecho de aprobar el sucesor, como un legado heredado de los emperadores de China.

Pero muchos tibetanos, cuya tradición sostiene que el alma de un monje budista principal se reencarna en el cuerpo de un niño tras su muerte, sospechan de cualquier papel chino como una estrategia para ejercer influencia en la comunidad.