Ir a contenido

May busca el apoyo de Macron y Merkel para una prórroga del 'brexit'

Los conservadores euroescépticos amenazan con otra moción contra la primera ministra

Begoña Arce

Manifestantes contrarios al ’brexit’ se manifiestan en Londres.

Manifestantes contrarios al ’brexit’ se manifiestan en Londres. / AFP / BEN STANSALL

La primera ministra británica, Theresa May, se reunirá este martes en Berlín con la cancillera alemana, Angela Merkel, para volar después a París, donde se entrevistará con el presidente, Emmanuel Macron. May defenderá ante ambos dirigentes su petición de una prórroga limitada para el ‘brexit’, hasta el 30 de junio, algo que la Unión Europea (UE) parece descartar.

Ambos encuentros se producirán la víspera del Consejo Europeo en Bruselas del miércoles, donde los líderes de los Veintisiete países miembros deberán decidir una nueva extensión del Artículo 50, quizás hasta final de año. También pueden negarse a nuevas prórrogas. En ese último caso, menos probable pero no imposible, los británicos saldrían brutalmente este viernes, sin pacto alguno, ni periodo de transición de la UE.

Tercera ronda de conversaciones

La primera ministra ha conversado este lunes por teléfono con otros líderes de la UE, incluido el presidente del Consejo, Donald Tusk, y el presidente de la Comisión, Jean Claude Juncker, mientras el jefe negociador de la UE, Michel Barnier, se desplazaba a Dublín, donde fue recibido por el primer ministro, Leo Varadkar. En la declaración posterior, Barnier deseó que las actuales conversaciones entre el Gobierno conservador y el Partido Laborista de Jeremy Corbyn,"alcancen un resultado positivo".

La UE "puede ser mucho más ambiciosa" en el planteamiento de la futura relación política con el Reino Unido, señaló el negociador europeo. Barnier sugirió que, un acuerdo que incluya la unión aduanera, lo que reclaman los laboristas, puede ser añadido, de forma "extremadamente rápida". El Gobierno y la oposición debían volver a reunirse en la noche del lunes, en una tercera ronda de "conversaciones técnicas" de las que hasta ahora no ha salido nada en claro.

May quiere una segunda prórrorga breve, hasta el 30 de junio. La única razón por la que la primera ministra no pide una gran ampliación, a pesar de saber que la necesita, como han dado a entender varios ministros, es el miedo a una reacción volcánica en el Partido Conservador.

Moción contra May

Un grupo de euroescépticos ‘tories’, encabezados por el diputado Mark Francois han escrito al presidente del llamado comité 1922, Graham Brady, pidiendo una votación informal indicativa de una moción contra la primera ministra este miércoles, coincidiendo con la cumbre de la UE. Brady se entrevistó con la May, en lo que calificó como, una "reunión útil", sin dar más explicaciones.

La posibilidad posponer largamente la salida de la UE, la obligación humillante de tener que participar en las elecciones europeas, y sobre todo, el hecho de que May haya iniciado negociaciones sobre el ‘brexit’, con el líder laborista, Jeremy Corbyn,  horroriza a buena parte del Partido Conservador. "Hay muchos diputados en el Partido, los llamados, ‘Brexiteers’, extremadamente preocupados por el hecho de que la primera ministra está considerando hacer un acuerdo con un marxista", declaró Francois. 

De momento, los preparativos para las elecciones al Parlmento Europeo ya están en marccha. El Gobierno británico ha fijado la fecha del 23 de mayo para celebrar los comicios. "La intención es abandonar la Unión Europea con un acuerdo y aprobar la legislación necesaria antes del 22 de mayo para que no tengamos necesidad de participar en las elecciones, que serían entonces anuladas" señaló un portavoz de Downing Street.