Ir a contenido

CRÍMENES CONTRA LA HUMANIDAD

Malasia cierra la puerta a regirse por la justicia internacional

El Periódico/ Efe

Mahathir Mohamad, primer ministro de Malasia.

Mahathir Mohamad, primer ministro de Malasia. / AP

Malasia retirará su adhesión al Estatuto de Roma, el tratado que regula la Corte Penal Internacional (CPI), según ha anunciado el primer ministro, Mahathir Mohamad, tan solo un mes después de firmar su acceso.

El dirigente ha atribuido este hecho a la "confusión" sobre las implicaciones legales la decisión de no ratificar esta convención, cuya aprobación inicial fue recibida con recelo por algunos sultanes del país."No es porque estemos en contra sino por la confusión política sobre lo que comporta creada por gente con intereses personales", ha dicho Mahathir en una rueda de prensa. 

El Estatuto de Roma, adoptado en 1998, estableció los cuatro principales crímenes internacionales -genocidiocrímenes contra la humanidad, crímenes de guerra y crímenes de agresión - que forman parte de la jurisdicción de la CPI, creada en 2002.

El ministro de Exteriores, Saifuddin Abdullah, ha firmado el Instrumento de Acceso y lo depositó en la secretaría general de Naciones Unidas (ONU) el pasado 4 de marzo, para reafirmar el compromiso de Malasia en la lucha contra el crimen internacional.

Días después el Sultán de Johor, Ismail Ibrahim, denunció que los sultanes, quienes se suceden en parte la jefatura del estado de forma rotatoria, no fueron informados de la decisión y que ésta socavaba la posición de la monarquía, los privilegios de que goza la mayoría de etnia malaya y la santidad del Islam.

Malasia ha tomado la decisión menos de tres semanas después de que Filipinas hiciera efectiva su salida de la CPI, a la que siguen adheridos 122 países de los 193 países que integran la ONU, pero de la que se mantienen al margen países como Estados UnidosChina, India o Rusia.

Temas: Malasia