Ir a contenido

Generan polémica

Así entrenan los soldados británicos: Disparando a una imagen de Jeremy Corbyn

En un vídeo que ha sido tendencia mundial, se ve como los oficiales disparan balas de pintura a un retrato del líder del Partido Laborista

El Periódico

Soldados británicos en un entrenamiento de tiro disparando a imagen de Jeremy Corbyn.

Soldados británicos en un entrenamiento de tiro disparando a imagen de Jeremy Corbyn.

Las reacciones no se han hecho esperar luego de la publicación de un vídeo en las redes sociales, en donde cuatro soldados británicos realizan sus prácticas de tiro de manera rutinaria, pero lo polémico de la situación es que disparaban a un retrato de Jeremy Corbyn.

Este vídeo de 25 segundos y que aparentemente fue grabado en un 'compound' en Kabul (Afganistán), se ve a los oficiales apuntar y disparar balas de pintura al objetivo, que al final se ve que es precisamente el rostro del líder del Partido Laborista británico y está grabación fue titulada "satisfecho con esto".

Provoca muchas molestias

Pero este vídeo no fue bien aceptado en el entorno político del Reino Unido y el ministerio de Defensa anunció que ya investiga esta situación y un portavoz militar aseguró que "este comportamiento es totalmente inaceptable y está muy por debajo de los altos niveles que el Ejército exige".

Por su parte, el Partido Laborista también ha levantado la voz para criticar el actuar de los soldados británicos y señaló que este vídeo es "alarmante e inaceptable", por lo que la oficina de prensa de este organismo político advitirtió que "se ha abierto una investigación completa" para llegar a los responsables.

En tanto, los medios británicos creen que los soldados son miembros del Tercer Batallón del Régimen de Paracaidistas y que el ejercicio en cuestión que realizaban se llama "ángel de la guarda". Y son comunes estos entrenamientos entre los batallones militares, pero en estas prácticas de tiro el ejército suele tener retratos de personajes y gente famosa a los que tienen que proteger y nunca como objetivos de tiro, como fue en esta ocasión.