Ir a contenido

CAOS EN EL REINO UNIDO

Corbyn tilda de "útil" pero "no concluyente" su reunión con May sobre el 'brexit'

Los dos líderes intentan buscar una fórmula de consenso que evite una salida traumática de la Unión Europea

El Parlamento da el primer paso para obligar a la primera ministra a pedir una prórroga para alcanzar un acuerdo

Begoña Arce

Unos peatones pasan junto a carteles con la primera ministra británica, Theresa May, y el líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, cerca del Parlamento, en Londres.

Unos peatones pasan junto a carteles con la primera ministra británica, Theresa May, y el líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, cerca del Parlamento, en Londres. / TOLGA AKMEN (AFP)

La primera reunión entre Theresa May y Jeremy Corbyn terminó al cabo de dos horas el miércoles, sin resultado alguno, en la busqueda de  una salida conjunta al ‘brexit’.  El líder laborista calificó el encuentro de “útil”, pero no “concluyente”, y dijo no haber encontrado tantos cambios como esperaba en la posición de May. El tono del comunicado gubernamental, algo más optimista, hablaba de “ambiente constructivo” en las conversaciones exploratorias en las que “ha habido flexibilidad y compromiso para acabar con la incertidumbre del 'brexit'”. Los dos equipos se reunirán de nuevo este jueves.

Después de intentar sin éxito, durante meses,  sacar adelante su acuerdo en tres ocasiones, con la ayuda de los diputados conservadores y norilandeses, May ha optado por buscar los votos que le faltan en las filas de la oposición. Corbyn tiene como prioridades que el Reino Unido permanezca en la unión aduanera y se garanticen los derechos de los trabajadores. Un sector del laborismo le presiona además para que respalde también un nuevo referéndum. La suya es una formación dividida por el ‘brexit’, al igual que la de los conservadores, donde crece la furia contra May. Los euroescépticos andan buscando la forma de derribarla por su gran “traición”.

Legitimar a un marxista

La decisión de la primera ministra de recurrir a Corbyn para pactar la salida de Europa ha horrorizado a los ‘Tories’ radicales al “legitimar a un marxista, cuyo único propósito en la vida es causar verdadero daño al país”, en palabras del antiguo líder de los conservadores, Ian Duncan Smith. Dos miembros de menor rango en el Gobierno, el Secretario de Estado para Gales, Nigel Adams, y el del ministerio para el ‘brexit’, Chris Heaton-Harris, presentaron la dimisión en desacuerdo con May.  Los euroescépticos han advertido que un pacto con el laborismo puede destruir el partido. “Llegados a un punto tenemos que sopesar el riesgo de un ‘brexit’ sin acuerdo, frente al riesgo de fallarle al país y abrirle el paso al líder de un gobierno marxista, antisemita”, le lanzó a May la diputada Caroline Johnson.

Responsabilidad de todos

En su habitual sesión de los miércoles en la Cámara de los Comunes, la primera ministra se defendió, subrayando los puntos en común con el jefe de la oposición.  “En realidad creo que hay un número de apartados en los que estamos de acuerdo en relación con el ‘brexit’. Creo que los dos queremos dejar la Unión Europea con un acuerdo, los dos queremos proteger los puestos de trabajo, queremos terminar con la libertad de movimiento, ambos reconocemos la importancia del acuerdo de retirada”. Dirigiéndose a los diputados, les recordó que, “solucionar el ‘brexit’ es responsabilidad de todos”.

Los suyos le reprochan que solicite la ayuda de Corbyn y que así le otorgue altura política, temen que haya un desliz hacia un ‘brexit’ más suave y rechazan una prórroga larga. La primera ministra se negó a descartar por completo la participación en los  comicios europeos, si Bruselas insistiera en ello como condición para la extensión del Artículo 50. 

Prórroga por ley

Un grupo de diputados de todos los partidos aprobaron precisamente en votación (315, frente a 310 votos) el primer trámite para forzar legalmente a May a solicitar un periodo amplio de prórroga para el ‘brexit’.

May también se entrevistó con la líder independentista escocesa, Nicola Sturgeon, quien se había reunido previamente con Corbyn. La ministra principal de Escocia se mostró escéptica. “No estoy segura de que la primera ministra quiera un compromiso”, declaró.

En un comunicado, los pequeños partidos y grupos de los Comunes, (escoceses, galeses, verdes, liberales y el nuevo grupo de diputados independientes), pidieron que se someta a referéndum cualquier salida que se apruebe sobre el ‘brexit’.