Ir a contenido

Arabia Saudí pirateó el teléfono del dueño de Amazon

Según el jefe de seguridad de Bezos, los saudís obtuvieron información privada del magnate, dueño de 'The Washingon Post'

Jeff Bezos, CEO de Amazon y dueño de The Washington Post.

Jeff Bezos, CEO de Amazon y dueño de The Washington Post. / AP

El Gobierno de Arabia Saudí pirateó el teléfono del dueño de Amazon y uno de los hombres más ricos del mundo, el estadounidense Jeff Bezos, y obtuvo información privada, según ha revelado Gavin De Becker, responsable de seguridad de la empresa.

"Nuestros investigadores y varios expertos concluyeron con gran certeza que los saudís tenían acceso al teléfono de Bezos y obtuvieron información privada", escribe el jefe de seguridad, Gavin De Becker en un artículo publicado en 'The Daily Beast'.

De Becker explica que Bezos le encargó una investigación, que ahora ha finalizado, sobre la publicación, en enero pasado, de mensajes de texto privados entre el empresario y la expresentadora de televisión Lauren Sánchez, con la que según el sensacionalista 'National Enquirer' estaba saliendo. En febrero pasado, Bezos acusó a la empresa matriz de ese tabloide de chantajearle con publicar mensajes de textos y fotos íntimas para que cesara la investigación de De Becker sobre el origen de la filtración por medio de la cual el Enquirer obtuvo esos contenidos. Según 'The Wall Street Journal', fue el hermano de la amante de Bezos quien filtró los mensajes.

Según explicó entonces el dueño de Amazon, David Pecker, presidente de American Media Inc., la matriz del tabloide, le contactó a través de intermediarios mutuos para extorsionarle con publicar fotos y mensajes privados si no cesaba la investigación. "Por supuesto que no quiero que se publiquen fotos personales, pero tampoco quiero participar en sus conocidas prácticas de extorsión, favores políticos, ataques políticos y corrupción", dijo Bezos sobre American Media Inc.

En su artículo, el jefe de seguridad de Amazon afirma que "a día de hoy no está claro en qué grado American Media conocía los detalles" de la supuesta implicación de Arabia Saudí en los pinchazos. El pasado febrero, el Ministerio de Exteriores saudí aseguró que "no tenía nada que ver" con la información del 'National Enquirer" sobre la vida privada de Bezos.