Ir a contenido

AUGE DE LA EXTREMA DERECHA

El asesino supremacista de Nueva Zelanda donó 1.500 euros al partido ultra austriaco

Austria estudia prohibir el Movimiento Identitario

Reuters

Brenton Tarrant, asesino racista de Nueva Zelanda.

Brenton Tarrant, asesino racista de Nueva Zelanda. / Shooter's Video

El canciller austriaco, Sebastian Kurz, ha desvelado que hubo un vínculo financiero entre Brenton Tarrant, el hombre que mató a 50 personas en tiroteos masivos en mezquitas en Nueva Zelanda, y el Movimiento Identitario de extrema derecha en Austria. Hansjoerg Bacher, portavoz de los fiscales en Graz, dijo que Martin Sellner, jefe del Movimiento Identitario, que aboga por preservar la identidad de Europa, recibió 1.500 euros a principios de 2018 de un donante con el mismo nombre que el hombre acusado de asesinato tras el ataque de Christchurch. 

El canciller ha añadido que Austria busca la fórmula para prohibir al movimiento ultraderechista.  "Ahora podemos confirmar que hubo apoyo financiero y, por lo tanto, un vínculo entre el atacante de Nueva Zelanda y el Movimiento Identitario en Austria", dijo Kurz. Sellner publicó un vídeo en YouTube en el que dijo que había recibido una donación del hombre y que la policía había allanado su casa por los posibles vínculos con el atacante de Christchurch.

En el documento decía: "No soy miembro de una organización terrorista. No tengo nada que ver con este hombre, aparte de que recibí de manera pasiva una donación de él". Bacher dijo que se estaba llevando a cabo una investigación sobre si había vínculos criminales relevantes entre Sellner y el atacante.

El Ministerio del Interior austriaco declinó hacer comentarios. Kurz dijo que Austria estaba tratando de disolver el Movimiento Identitario. "Nuestra posición sobre esto es muy clara, ningún tipo de extremismo en absoluto, ya sean los islamistas radicales o los fanáticos extremistas de derecha, tiene algún lugar en nuestra sociedad", dijo Kurz. El martes, Kurz dijo en Twitter que cualquier conexión entre el atacante de Christchurch y los miembros del Movimiento Identitario en Austria debía aclararse por completo. El vicecanciller austriaco, Heinz-Christian Strache, del Partido de la Libertad de extrema derecha (FPO), dijo que la FPO no tenía nada que ver con el Movimiento Identitario.