Ir a contenido

FUERZAS ALIADAS

Diez niños asesinados durante un bombardeo aéreo de EEUU en Afganistán

El ataque aéreo contra posiciones talibanes dejó al menos 13 bajas civiles

El Periódico / Reuters

Un grupo de afganos trasladan los cuerpos de las 13 víctimas civiles asesinadas en Kunduz. 

Un grupo de afganos trasladan los cuerpos de las 13 víctimas civiles asesinadas en Kunduz.  / EFE

Diez niños, parte de una misma familia, han fallecido durante un ataque aéreo estadounidense en Afganistán. Entre las víctimas se encuentran también otros tres adultos, lo que suman 13 civiles asesinados durante la operación, según datos de Naciones Unidas (ONU). 

El ataque aéreo, que comezó a primera hora del sábado, fue parte de una batalla entre los talibanes y las fuerzas aliadas de Afganistán y Estados Unidos. Durante aproximadamente 30 horas se sucedieron los combates en Kunduz, una provincia del norte del país controlada por los talibanes. Los ataques se intensificaron en esa zona y en la provincia del sur, Helmand, ambas fortalezas del grupo Talibán

Los niños y su familia habían sido desplazados por los combates en otras zonas del país, según informó la Misión de Asistencia de las Naciones Unidas en Afganistán (UNAMA) en un comunicado donde publican las conclusiones preliminares sobre el incidente. La UNAMA está verificando que las 13 víctimas civiles se produjeron en el momento del ataque aéreo, que además dejó varios civiles heridos. 

Aumenta el número de bajas infantiles

La sargento Debra Richardson, portavoz de la Misión de Apoyo Decidido liderada por la OTAN en Afganistán, confirmó que las fuerzas estadounidenses llevaron a cabo el ataque aéreo. Richardson añadió que la misión trataba de prevenir las víctimas civiles, pero que "los talibanes se esconden intencionalmente entre los civiles, especialmente mujeres y niños".

No es la primera vez que civiles afganos son asesinados durante estas operaciones aéreas. La guerra de Afganistán causó en 2018 un número récord de civiles muertos3.804, el registro más alto desde que hace una década la ONU comenzó a contabilizar las víctimas civiles. Además, las bajas infantiles por ataques aéreos han aumentado cada año desde 2014

En 2018 murieron el mismo número de civiles en bombardeos aéreos que en 2014, 2015 y 2016 juntos. Concretamente se produjeron 1.015 víctimas civiles en ataques aéreos (536 muertos y 479 heridos), la cifra más alta en una década, de las cuales 632 (393 muertos y 239 heridos) son víctimas de los ataques de las fuerzas internacionales, según UNAMA.

Conversaciones de paz

Las fuerzas progubernamentales afganas cuentan con el apoyo de tropas procedentes de 39 países que entrenanasesoran asisten a los militares afganos. El incidente ocurrió en el barrio de Telawla, cerca de la ciudad de Kunduz, donde las fuerzas afganas y los talibanes luchan por inflingirse el mayor número de pérdidas entre sí.

Durante las 30 horas que duró el combate, los talibanes maniobraron dentro y fuera de los hogares de civiles. Tras matar a 94 talibanes, algunos soldados estadounidenses y afganos condujeron sus vehículos a un punto de control de seguridad, donde fueron disparados por el grupo terrorista.Cuatro soldados afganos y dos soldados estadounidenses murieron durante la operación, según informa Reuters.

La lucha se ha acelerado durante un período de conversaciones de paz. La última ronda de negociaciones concluyó este mes con los funcionarios de Estados Unidos y los talibanes citando el progreso hacia el fin de 17 años de conflicto.