Ir a contenido

relaciones comerciales

El presidente chino sigue en Francia su gira para una 'nueva ruta de la seda'

Macron mantiene un encuentro con el líder del gigante asiático que el martes también se verá con Merkel y Juncker

El presidente chino sigue en Francia su gira para una 'nueva ruta de la seda'

El presidente chino Xi Jinping, en una mini gira europea para apoyar su ambicioso programa económico  la 'Nueva ruta de la seda', ha sido recibod en la Costa Azul por su homólogo francés Emmanuel Macron, con el que ha mantenido una cena privada, después de una visita de Estado inédita al pequeño Principado de Mónaco.

El encuentro, después de que el presidnete chino firmara un memorando de entendimiento con Italia la jornada anterior, se celebra en una villa cerca de Niza.

En Beaulieu-sur-Mer,  la localidad en la que se han reunido, Macron ha ofrecido a su homólogo una traducción francesa de Confucio que data del siglo XVII, un valioso manuscrito que ilustra los inicios de la sinología europea. Xi, por su parte, le ha ofrecido un jarrón especialmente diseñado para la ocasión, combinando dibujos que representan a sus dos países.

El presidente francés, que trata de unificar una posición común europea frente a China, tanto rival como socia, ha logrado implicar a Alemania y al conjunto de la Unión Europea (UE) en esta ofensiva. En medio de los recelos por la actuación de China y su primer acuerdo con Italia, Macron hará que Jinping se reúna el martes en París con la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker.

En Italia, Xi prometió una "ruta de la seda" de dos vías para tratar de calmar las preocupaciones sobre sus planes de Bruselas y Washington. El anuncio de la participación de Italia en este proyecto faraónico de infraestructura marítima y terrestre, a través de un protocolo de acuerdo fue recibido por algunos socios europeos con muchos recelos.

La visita del líder chino a Francia también estará marcada por anuncios de contratos comerciales, junto con "profundos intercambios de puntos de vista sobre las relaciones chino-francesas, las relaciones chino-europeas, así como asuntos internacionales y regionales de interés común", según una fuente oficial china. Es parte del 55 aniversario de las relaciones bilaterales entre los dos países.