Ir a contenido

INVESTIGACIÓN JUDICIAL

Hallado cadmio en el cadáver de la modelo testigo en un caso contra Berlusconi

La Fiscalía investiga si Imane Fadil, de 34 años, fue envenenada

Montse Martínez

La modelo Imane Fadil en una imagen de abril del 2016.

La modelo Imane Fadil en una imagen de abril del 2016. / OLIVIER MORIN (AFP)

Un misterio recorre Italia. De qué ha muerto la modelo marroquí Imane Fadil, testigo que puso contra las cuerdas al exprimer ministro Silvio Berlusconi cuando explicó, sin ahorrarse detalles, cómo eran las fiestas “bunga bunga” del mandatario con chicas menores en su inmensa mansión cercana a Milán. Una retahíla de experiencias escabrosas que ahora la modelo estaba recopilando en un libro.

Ante la ausencia de un motivo claro que explicara el deterioro fulminante del estado de salud de Imane Fadil, el hospital Humanitas de Milán, donde falleció el 1 de marzo, envió a analizar restos de líquidos biológicos como sangre y orina. Los resultados apuntaron niveles muy por encima de lo normal de metales como el cadmio, antimonio, cromo y molibdeno. Sustancias peligrosas en dosis altas. Concretamente, el antimonio estaba presente con un valor casi tres veces superior al normal y el cadmio, casi siete veces por encima.

A la espera del resultado de la autopsia, el fiscal de Milán, Francesco Greco, ha abierto una investigación por “homicidio voluntario” pero, en paralelo, mantiene la prudencia al asegurar que “no se descarta una muerte por causa natural, aunque los exámenes realizados no han evidenciado patologías”.

"Un largo sufrimiento"

De lo que sí ha dejado constancia el fiscal es de que la mujer, que se encontró mal en enero mientras estaba en casa de un amigo, murió “tras un largo sufrimiento”. Padeció fuertes dolores en el abdomen y escozor.

El abogado de la modelo, Paolo Savesi, ha ido más allá al asegurar que Fadil le había expresado en numerosas ocasiones su temor a ser envenenada.

Medios locales italianos han dado cuenta de que la presencia de estas sustancias en tan alta dosis va a obligar al equipo médico que llevará a cabo la autopsia a llevar un equipamiento especial para protegerse de posibles radiaciones.

La modelo marroquí fue testigo en el conocido como 'caso Ruby' que arrancó en el año 2011 en el Tribunal Penal de Milán contra Berlusconi por supuesto abuso de poder e incitación a la prostitución de menores. Ruby era el apodo de la joven marroquí Karima El Marough, que mantuvo relaciones sexuales con Berlusconi cuando aún no había cumplido 18 años.

Absuelto

El 'cavaliere' fue condenado el 24 de junio de 2013 a siete años de prisión y a la inhabilitación perpetua para el ejercicio de un cargo público pero un año después el Tribunal de Apelaciones de Milán le absolvió de esos delitos de abuso de poder e incitación a la prostitución de menores. En 2015, el Supremo italiano confirmó la absolución, al mostrar su acuerdo con el fallo del Tribunal de Apelación que determinó que Berlusconi no tenía por qué saber que la joven era menor de edad.