04 ago 2020

Ir a contenido

incidente diplomático

Un grupo disidente asaltó la embajada norcoreana en Madrid

'The Washington Post' publica que tras conocerse el robo, la policía realizó una inspección en el lujoso chalé y se encontraron con un arsenal

Reuters

Embajada de Corea del Norte en Madrid.

Embajada de Corea del Norte en Madrid. / JOSÉ LUIS ROCA

Una organización norcoreana disidente, cuyo objetivo es desestabilizar al régimen del líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, fue la responsable de el asalto contra la embajada norcoreana en España el mes pasado, según ha informado el diario norteamericano 'The Washington Post', citando fuentes cercanas al caso.

El periódico, que no ha dado más información acerca de sus fuentes, ha identificado al grupo como Defensa Civil Cheollima, que también es conocido como 'Free Joseon'. Según ha asegurado, el grupo se dio a conocer en el 2017 después de lograr evacuar al sobrino del presidente norcoreano de la isla de Macao al tener constancia de posibles amenazas contra su vida.

Según 'The Post', la organización no contó con la ayuda de ningún Gobierno ni con las agencias de Inteligencia de Estados Unidos. Hasta la fecha, de lo que se tiene constancia sobre el incidente es que un grupo de hombres no identificados entraron en la embajada norcoreana en Madrid el pasado 22 de febrero, donde inmovilizaron y ataron al personal, para luego huir del lugar de los hechos con varios ordenadores. Tras conocerse el asalto, la policía realizó una inspección en el lujoso chalé de Aravaca donde tiene su sede la diplomacia norcoreana, y se encontraron una gran cantidad de armas largas.

Alentar deserciones

Según explica el diario norteamericano, las fuentes familiarizada con el incidente ha señalado que el grupo no actuó en coordinación con ningún Gobierno. Las agencias de inteligencia de los EEUU se habrían mostrado especialmente renuentes a participar, dado el momentoe y la naturaleza descarada de la misión. Pero el asalto representa la operación más ambiciosa hasta la fecha para una organización oscura que busca socavar el régimen norcoreano y alentar deserciones masivas, dicen.

 "Este grupo es el primer movimiento de resistencia conocido contra Corea del Norte, lo que hace que sus actividades sean muy interesantes", dijo Sung-Yoon Lee, un experto de Corea del Norte en la Universidad de Tufts. La identidad de los asaltantes es un tema particularmente delicado, dada la naturaleza de la relación entre Trump y Kim. Trump, quien comenzó su presidencia amenazando con la aniquilación de Kim y su país, ha cambiado a elogios efusivos para el líder norcoreano mientras trata de persuadirlo de que abandone su programa nuclear. Pero después de la fallida cumbre de los dos líderes en Hanoi el mes pasado, las tensiones volvieron a resurgir y el viceministro de Relaciones Exteriores de Corea del Norte amenazó el viernes con suspender las conversaciones de desnuclearización.

Aunque el incidente en Madrid atrajo la atención de los medios de comunicación españoles, la embajada o las víctimas no presentaron denuncias policiales. Los expertos dicen que las computadoras y los teléfonos incautados en el asalto contienen un tesoro de información que las agencias de inteligencia extranjeras probablemente buscan del grupo. "Podría tener contactos y documentos relacionados con los esfuerzos de Corea del Norte para evitar las sanciones e importar artículos de lujo de Europa, que fue una de las tareas clave de Kim Hyok Chol, el exembajador de Corea del Norte en España", dijo Lee. Recientemente, Kim Hyok Chol fue reasignado como el hombre clave de Corea del Norte para las negociaciones nucleares con los Estados Unidos, por lo que cualquier información sobre sus actividades anteriores puede ser especialmente codiciada por los gobiernos extranjeros que buscan obtener una ventaja en las negociaciones.