Ir a contenido

Símbolo de resistencia

Recuerdan en Argentina a la activista brasileña Marielle Franco

A un año de su asesinato, colectivos sociales hacen un homenaje a esta defensora de los derechos humanos que se ha convertido en todo un icono luego de su muerte

El Periódico

Homenaja a la activista brasileña Marielle Franco en Buenos Aires, Argentina.

Homenaja a la activista brasileña Marielle Franco en Buenos Aires, Argentina. / Reuters

Cientos de personas se concentraron en el centro de Buenos Aires, con flores y velas, para recordar a la concejala brasileña Marielle Franco, una destacada defensora de los derechos humanos asesinada hace un año en Río de Janeiro.

Al pie del Obelisco capitalino y bajo el lema "Florecer por Marielle", la activista brasileña fue homenajeada por iniciativa del colectivo feminista Ni una menos.  "Mujer negra, villera (en referencia a las villas o asentamientos de chabolas) feminista, lesbiana, defensora de los derechos humanos, Marielle personificaba la unión de las luchas en defensa de las poblaciones más vulneradas", dijo el colectivo en su convocatoria.

Símbolo de resistencia

Según los organizadores, mientras aún no hay justicia por la "cobarde ejecución" de Franco, "Marielle se ha transformado en un símbolo internacional de resistencia" y por eso la recuerdan.

"Hoy estamos aquí para homenajear a Marielle Franco a un año de su asesinato y pedir justicia para los líderes sociales de los Derechos Humanos que son perseguidos y asesinados en América Latina sistemáticamente todos los años", aseguró a Efe Isabela Gaia, miembro del colectivo "Passarinho" de brasileños residentes en Buenos Aires en defensa de la democracia.

Franco, una mujer negra, lesbiana, procedente de una favela y militante del izquierdista Partido Socialismo y Libertad (PSOL), se había convertido en símbolo de la defensa de las minorías en Brasil y su asesinato generó conmoción en todo el país y condenas en el exterior.

"A mí me toca como mujer, como mujer negra, como militante feminista activa en una sociedad, soy LGTBI y también me representa esa voz que hoy llegó y es mucho más fuerte que incluso cuando estaba viva, aunque es injusto porque nuestra alegría es que Marielle estuviera hoy con nosotras", lamentó la brasileña Silvane Silva, de 32 años y residente en Buenos Aires desde hace 7 años.

Piden justicia por el asesinato

Desde el crimen de la concejala de Río de Janeiro junto a Anderson Franco, el conductor del vehículo en que regresaba a casa tras haber participado en una reunión con mujeres negras, se han sucedido varias manifestaciones reclamando esclarecer quién mató a la mujer y quién ordenó su asesinato.

"Nos unimos hacia algo común que es luchar en contra de este tipo de gobiernos de personas que no nos quieren ver. Creo que su vida es un ejemplo de que tenemos que estar despiertas para que sigamos luchando vivas", destacó Silva. El pasado jueves, las autoridades anunciaron el arresto de dos exagentes de la Policía que ya fueron denunciados penalmente como los autores materiales del crimen.

Uno de los detenidos, el agente jubilado de la Policía Militarizada Ronnie Lessa, fue acusado de haber sido el autor de los disparos que mataron a la concejala, que se destacó por sus enérgicas protestas contra los abusos de las autoridades. El otro, Elcio Vieira de Queiroz, quien había sido expulsado de la Policía Militarizada por sus vínculos con criminales, fue acusado de conducir el automóvil desde el que se cometió el crimen.