Ir a contenido

UN DIVORCIO COMPLICADO

Tusk plantea una prórroga larga para que Reino Unido se repiense el 'brexit'

El presidente del Consejo Europeo inicia este viernes una nueva ronda de capitales para preparar la cumbre de la próxima semana

La decisión final de una eventual prórroga la tomarán por unanimidad los 27 jefes de estado y de gobierno de la Unión Europea

Silvia Martínez

Donald Tusk.

Donald Tusk. / VASSIL DONEV POOL

La paciencia en Bruselas se ha agotado. La fecha de salida del Reino Unido de la UE, el próximo 29 de marzo, está ya a la vuelta de la esquina y la división en Londres sigue siendo total. Ante el caos político al otro lado del Canal de la Mancha, el presidente del Consejo EuropeoDonald Tusk, ha sugerido que si Reino Unido necesita más tiempo para aclararse, la Unión Europea podría concedérselo, siempre y cuando sea una prórroga larga para que el Gobierno británico se repiense la estrategia a seguir y construya un consenso que a día de hoy sigue siendo nulo. 

“Durante mis consultas previas al Consejo Europeo (que se celebra el 21 y 22 de marzo) pediré a los líderes de los 27 que estén abiertos a una prórroga larga si el Reino Unido la considera necesaria para repensar su estrategia del ‘brexit’ y construir consenso en torno a ella”, ha anunciado en su cuenta de twitter horas antes de la aprobación en Londres de la petición de aplazamiento, sin precisar explícitamente si el repensar implica la convocatoria de nuevas elecciones o de un segundo referéndum.

Tusk viajará este viernes a La Haya para entrevistarse con el primer ministro holandés, Mark Rutte que este juevesha dejado claro que una prórroga corta, al menos, no entra en sus planes. "¿Qué sentido tiene seguir quejándose sobre esto durante algunos meses más, después de dar vueltas en círculos dos años? Para qué?", ha preguntado. La ronda proseguirá el lunes en Berlín, donde se reunirá primero con la cancillera alemana, Angela Merkel, y posterior en París con el presidente francés, Emmanuel Macron, antes de viajar el martes a Dublín para entrevistarse con el primer ministro irlandés, Leo Varadkar.

Los ánimos están caldeados. "Mantener la calma y tomar té no es una opción para el brexit y los próximos días. Necesitamos una razón muy clara y completa para un retraso", ha respondido el primer ministro luxemburgués, Xavier Bettel. Y es que son los jefes de estado y de gobieron de los 27 los que tendrán la última palabra en caso de una petición de prórroga. "Tomamos nota del voto" pero "una petición de extesión requiere un acuerdo unánime de los 27", ha recordado la Comisión Europea tras conocer el resultado del voto.

Cuánto tiempo y para qué

De confirmarse la petición, la cuestión será por cuánto tiempo y para qué, la pregunta que no dejan de hacerse estos días diplomáticos y dirigentes europeos hartos de una negociación que para algunos se ha convertido en un “psicodrama” televisivo. “La gente está muy harta de estos juegos británicos”, avisa un alto cargo europeo implicado en las negociaciones.

La primera ministra británica, Theresa May, ya advirtió a sus diputados que si no apoyan antes de la cumbre europea de la próxima semana su acuerdo de divorcio, que fue tumbado por aplastante mayoría por segunda vez este pasado martes, se verá obligada a pedir un aplazamiento prolongado del ‘brexit’. Hasta ahora la mayoría de los gobiernos europeos se habían mostrado dispuestos a conceder una “prórroga técnica”, de unos dos o tres meses máximo, para dar tiempo a May a finalizar los trámites en caso de acuerdo. 

Elecciones al Parlamento Europeo

El problema al que se se enfrentan en la UE son los plazos y las elecciones europeas que se celebrarán entre el 23 y 26 de mayo. Según la Comisión Europea, si ese día Reino Unido sigue siendo miembro de la UE también deberá celebrar elecciones. La opinión de los juristas del Consejo da un mayor margen y sitúa la fecha límite en el 1 de julio ya que a partir del día siguiente se constituirá la nueva Eurocámara y todos los países miembros de la UE deberán tener representación parlamentaria. De ahí la fecha del 30 de junio barajada por May.

Tras el rechazo del acuerdo el pasado martes, la opción de una prórroga corta parece perder sentido en favor de un parón algo más largo, de entre uno y dos años. Si hubiera voluntad política para acordar una extensión, "se podrá enontrar un mecanismo legal" para acomodar solucionar el problema de las elecciones, ha asegurado la abogada general del Tribunal de Justicia de la UE, Eleanor Sharpston. Pese al pavor que da un brexit sin acuerdo o una salida por accidente, no todos están por la labor de poner la alfombra roja.

"Bajo ninguna circunstancia una extensión a ciegas. A menos que haya una mayoría clara en la Cámara de los Comunes por algo concreto no hay razon para que el Consejo Europeo acuerde una prolongación, ha advertido el coordinador de la Eurocámara en la negociación, Guy Verhoftstadt. La decisión final, si llega petición, la tomarán los 27 Jefes de Estado y de Gobierno de la UE en el Consejo Europeo que se celebra el próximo 21 y 22 de marzo en Bruselas. "Es responsabilidad de los Jefes de estado y de gobierno pero la situación es grave", avisa el negociador europeo, Michel Barnier.