Ir a contenido

Crisis social

Sin agua y sin luz, sigue el caos en Venezuela tras el peor apagón de su historia

La situación se complica aún más a pesar de que el presidente Nicolás Maduro aseguró que ya se había reestablecido el servicio eléctrico en todo el país

El Periódico

Los venezolanos tratando de conseguir agua potable.  

Los venezolanos tratando de conseguir agua potable.   / Reuters

La falla en el servicio eléctrico en Venezuela, que lleva siete días, ha provocado al menos 20 muertos en hospitales, saqueos millonarios, interrupción en los servicios de telefonía, internet, gasolina y transporte, pero la mayor carencia de la población es el agua y los alimentos. Tras una semana, aún no se restablece en su totalidad el servicio de energía eléctrica, falla que inició el 7 de marzo pasado y que afectó a 22 de los 23 estados de este país con 30 millones de habitantes.

Reportes de la prensa local indicaron que, pese a que el presidente venezolano Nicolás Maduro aseguró que la energía eléctrica estaba restablecida “en casi todo el territorio” nacional, estados como Mérida, Táchira, Trujillo, Zulia y Apure, en el oeste del país, tuvieron amplias zonas sin luz. Algunas ciudades reportaron que el servicio se restableció de manera intermitente, pero aún hay fallas.

Caos por falta de electricidad

En medio de la emergencia, la Empresa Polar denunció que durante el apagón fueron saqueadas cuatro de sus instalaciones en Maracaibo, capital de Zulia, que le provocó pérdidas por 18 mil 600 millones de bolívares (un poco más de 5 millones de dólares). La agencia indicó que unas 500 personas llegaron a las plantas de Pepsi-Cola Venezuela y Planta de Trigo de Alimentos Polar, realizaron saqueos y destrozos.

Detalló que las pérdidas se calculan en más de 150 mil cajas de producto terminado, 77 mil unidades de pasta, unas 52 mil cajas de agua, refrescos, jugos y bebidas deportivas y más de 570 cajas otros productos terminados, 22 camiones, cinco montacargas, y 23 computadoras, entro otros.

Problemas de salud

La falta de luz en los hospitales de Venezuela provocó que al menos 20 personas murieran por falta de diálisis, tratamiento médico al que no pudieron acceder porque los equipos funcionan con energía eléctrica. El presidente de la Coalición de Organizaciones por el Derecho a la Salud y a la Vida (Codevida, una asociación civil), Francisco Valencia, detalló que los pacientes que fallecieron por falta de diálisis fuero: cinco en Caracas; uno en Apure; dos en Lara; nueve en Zulia; dos en Trujillo; y uno en Yaracuy.

Pese a las denuncia de personas que mueren en los hospitales por falta de atención, el gobierno niega que haya víctimas fatales. "¿Cómo es posible que la maternidad no tenga planta eléctrica? Hemos usado "mechones" (lámparas de queroseno)", se quejó una trabajadora de un nosocomio al quejarse de las condiciones en las que se encuentra el hospital en donde trabaja, en el este de Caracas.

Y ahora la población ahora enfrenta un problema mayor que es la falta de agua, cuyo suministro no es posible por el apagón, considerado el peor en la historia de Venezuela. El periódico El Universal da cuenta que largas filas de venezolanos se hacen en torno a los camiones cisterna dispuesto por el gobierno y las alcaldías opositoras para su distribución, incluso en Caracas , donde el bombeo aún no se estabiliza y hay racionamiento.

Después de varios días sin servicio de agua potable en el estado de Carabobo, el agua comenzó a llegar a los hogares, pero está contaminada y no apta para el consumo humano. Así lo denunciaron habitantes del municipio de San Diego con diferentes testimonios en video que publicaron en la red Twitter.

Sin actividad económica

El rotativo indicó que el país está a "media marcha",  ya que el gobierno extendió la suspensión de la jornada laboral y estudiantil. Muchos negocios y bancos siguen cerrados y el transporte público es muy escaso.

"Salvé unas salchichas que tenía en la nevera. Las piqué y se las eché a unas lentejas. Del sábado para acá fue una sola comida por día. En las noches, un pocillo de avena y ya. Hoy no tenemos nada", dijo al diario Elena Espinoza, residente en Maracaibo.

En precisamente en Maracaibo, capital del petrolero estado de Zulia, donde se han registraron saqueos en decenas de negocios. "De las panaderías se trajeron de todo, robaron sacos de harina y hasta los moldes para hacer los panes", contó Espinoza.

Desde el fin de semana, el apagón provocó largas filas en las estaciones de servicio de gasolina, ante el temor de que falte el combustible. El servicio eléctrico aún presenta fallas, en algunas ciudades es intermitente, y ello afecta el funcionamiento de la telefonía y el internet, entre otros.