Ir a contenido

Justicia a las víctimas

La ONU rechaza amnistía a autores de crímenes graves en Guatemala

Esto luego de que el Congreso de ese país puede aprobar un proyecto de ley en donde los abusos cometidos durante el conflicto armado podrían quedar sin castigo

El Periódico

Protestas en Guatemala contra la ley de amnistia en favor de militares.

Protestas en Guatemala contra la ley de amnistia en favor de militares. / EFE

La representante especial del secretario general de la ONU sobre la violencia sexual en los conflictos, Pramila Patten, expresó su "profunda preocupación" por un proyecto de ley en Guatemala que de aprobarse, otorgaría amnistía a los autores de crímenes graves internacionales.

Patten hizo un llamamiento al Congreso de ese país para no aprobar el proyecto, que modificaría la Ley de Reconciliación Nacional de 1996, que excluye explícitamente de amnistías a los crímenes internacionales graves, incluidos los de violencia sexual, cometidos durante los 36 años de conflicto armado interno.

El proyecto fue presentado ante el Congreso en noviembre del 2017, tras lo cual se discutió por segunda vez el pasado 6 de marzo y ahora está en espera del último debate para dar paso a una votación en los próximos días, indicó Patten en un comunicado.

Lucha contra la impunidad

"Tres años después de la histórica condena del caso Sepur Zarco, por la esclavitud sexual de mujeres Q'eqchi durante el conflicto armado interno, la aprobación de este proyecto constituiría un revés significativo para el progreso de Guatemala en su lucha contra la impunidad por los crímenes cometidos durante el conflicto", indicó.

Se refirió a la condena contra dos exmilitares por esclavitud sexual durante el conflicto armado (1960-1996), caso conocido como el "Sepur Zarco". Los sentenciados fueron Esteelmer Reyes Girón, excomandante de la base militar Sepur Zarco, condenado a 120 años de prisión, y Heriberto Valdez, a 240 años.

La representante especial del secretario general aseguró que este proyecto "también comprometería seriamente los derechos de las víctimas, incluidas las de violencia sexual". Indicó además que la legislación propuesta permitiría poner fin a las investigaciones en curso de dichos crímenes, impedir futuros procesos judiciales y liberar a los autores ya condenados. Destacó que ello generaría graves preocupaciones en cuanto a la protección de víctimas, sus familias, testigos, jueces, fiscales y otros actores involucrados en el proceso judicial.

Castigo a crímenes sexuales

Recordó la posición unánime del Consejo de Seguridad de la ONU en resoluciones de 2008 y 2013, que destacan la necesidad de que los crímenes de violencia sexual queden excluidos de las disposiciones de amnistía en procesos de resolución de conflictos.

"Insto al Congreso de Guatemala a que sea consciente y respetuoso con las obligaciones internacionales para garantizar que los autores de crímenes de violencia sexual no gocen de impunidad y que los derechos de las víctimas a la justicia sean plenamente respetados", afirmó.

El asesor especial del secretario general de Naciones Unidas para la Prevención del Genocidio, Adama Dieng, también ha expresado su preocupación por este proyecto, que de aprobarse, advirtió, podría afectar la estabilidad y la cohesión social del país.