03 abr 2020

Ir a contenido

'NO' A SU QUINTO MANDATO

Bouteflika regresa a Argelia entre las protestas para que renuncie a ser candidato a la presidencia

El veterano dirigente ha aterrizado en el país después de permanecer dos semanas en un hospital de Suiza

El Periódico

El presidente argelino, Abdelaziz Bouteflika, en una imagen del 2014.

El presidente argelino, Abdelaziz Bouteflika, en una imagen del 2014. / EFE

El avión del gobierno de Argelia en el que viaja el presidente Abdelaziz Bouteflika, ha aterrizado en el aeropuerto militar de Boufarik, al suroeste de Argel, en la tarde del domingo. El aeroplano había salido hace un par de horas del aeropuerto de Ginebra (Suiza) donde ha pasado dos semanas en un hospital. Bouteflika vuelve a su país en un clima de manifestaciones y protestas diarias contra su candidatura a las elecciones del 18 de abril. 

El mandatorio, que ahora se mueve en silla de ruedas, apenas ha sido visto públicamente desde que sufrió un derrame cerebral en el 2013. Según el último parte médico,  Bouteflika se encuentra en estado crítico debido a la degradación de su sistema neurológico, pese a no sufrir ninguna enfermedad mortal. 

Su avanzada edad (81 años) y las secuelas del derrame cerebral hacen que Bouteflika se encuentre en "amenaza vital permanente", según informaba el diario suizo 'La Tribune de Genève' a partir de los análisis médicos obtenidos el pasado 7 de marzo. 

Clima crispado

En Argelia, hace más de tres semanas que se vive un clima de manifestaciones y protestas estudiantiles por todo el país. Los argelinos empezaron a salir a la calle el pasado 22 de febrero frente a la posibilidad de un quinto mandato de Bouteflika, que lleva 20 años ostentando el poder. 

Las redes sociales consiguieron convocar en Argel a la mayor concentración de personas que se recuerda en la capital en la última década. Tras la confirmación de una candidatura de Bouteflika, las protestas se extendieron por todo el país y entre los argelinos en la diáspora, con importantes movilizaciones en Francia

No a las vacaciones

La última estrategia de las autoridades ha sido el avance de las vacaciones universitarias que tenían que empezar el 21 de marzo y empezaron ayer, con una extensión de diez días. Las asociaciones de estudiantes lo han considerado un "regalo envenenado" ya que, junto con los docentes, consideran que el gobierno intenta vaciar los campus sin éxito.

Este pasado domingo, día laborable en Argelia, las autoridades cerraron las aulas que albergan las clases pero los estudiantes han seguido ocupando los edificios de sus universidades.  La intención del gobierno era sellar los campus universitarios donde residen casi 630.000 alumnos, la cual cosa les hubiera obligado a regresar a sus hogares. Ante las protestas que ha generado esta decisión, las autoridades han retirado el cierre de los campus.