Ir a contenido

Sigue sin esclarecerse

Theresa May visita Salisbury a un año del atentado contra los Skripal

La primera ministra británico recorrió las calles y convivió con los pobladores de esta ciudad, que se hizo famosa a nivel mundial por este "intento de asesinato"

El Periódico

La primera ministra británica, Theresa May, en la ciudad de Salisbury.

La primera ministra británica, Theresa May, en la ciudad de Salisbury. / AFP

La primera ministra británica, Theresa May, lamentó que la ciudad de Salisbury sea conocida en el mundo por el envenenamiento ex espía ruso de Sergei Skripal y su hija Yulia, con un agente nervioso conocido como “Novichok”, en el primer aniversario del caso que sigue sin esclarecerse.

Durante una visita a Salisbury, Inglaterra, May elogió esta tarde el "espíritu y determinación" de los habitantes de la ciudad, que fueron puestas en el ojo del huracán, luego del ataque de hace justo un año contra el ex espía ruso producido por Rusia

Sergei Skripal, un oficial de inteligencia militar ruso y su hija Yulia, fueron encontrados el 4 de marzo de 2018 inconscientes cerca de un centro comercial de Salisbury, tras haber sido expuestos a Novichok, un agente nervioso producido en laboratorios del gobierno ruso.

Un año complicado

Los Skripal pasaron semanas en estado crítico, pero se recuperaron y en la actualidad se encuentran un lugar secreto seguro, bajo protección de las autoridades británicas, que calificaron el ataque como “intento de asesinato”, por lo que meses después ordenaron la expulsión de 23 diplomáticos rusos.

“Un año después del ataque con Novichok, todo el mundo nos conoce, pero lo que he visto aquí en Salisbury es el tremendo espíritu y la determinación de la gente de Salisbury”, indicó May, en un recorrido por la ciudad, en la que visitó tiendas y conversó con personas en las calles.

Ha sido un año difícil para todos, particularmente difícil para las víctimas inmediatas del ataque imprudente que tuvo lugar en las calles de Salisbury y el uso de un arma química en las calles", dijo la jefa de gobierno británica, tras invitar a los británicos y turistas a visitar Salisbury y conocer el espíritu de su gente.

El erro en Twitter

Los elogios de May sobre Salisbury se dieron después de que esta mañana se avergonzó por el error de su oficina al publicar en Twitter un mensaje sobre el aniversario del caso Skripal, rindiendo homenaje a la "hermosa y acogedora" ciudad, pero con una foto de Bath, una urbe ubicada a 64 kilómetros de distancia.

La foto se retiró rápidamente, y aunque la oficina de May reconoció que la confusión fue por un "error humano", una ola de críticas y burlas inundó las redes sociales.