Ir a contenido

CRISIS EN EL PAÍS CARIBEÑO

Venezuela trasladará a Moscú la sede europea de PDVSA

El Gobierno de Maduro quiere poner a salvo sus activos ante la amenaza de que sean requisados sus activos en el continente europeo

Moscú reitera su apoyo al Gobierno de Maduro ante el "asalto frontal y la ingerencia sin vergüenza" de los países occidentales

Marc Marginedas

Delcy Rodríguez, vicepresidenta de Venezuela, con el ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, en Moscú el 1 de marzo del 2019.

Delcy Rodríguez, vicepresidenta de Venezuela, con el ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, en Moscú el 1 de marzo del 2019. / REUTERS / Maxim Shemetov

Con el objetivo de driblar las sanciones económicas, el Gobierno venezolano ha anunciado el inminente traslado a Moscú de la sede europea de Petróleos de Venezuela SA (PDVSA), sita hasta ahora en Lisboa. "Europa no da garantías a nuestros activos", ha justificado este viernes la vicepresidenta venezolana, Delcy Rodríguez, durante su visita a la capital rusa, donde se ha entrevistado con el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov.

El viaje de Rodríguez a Moscú ha sido una exhibición de la sintonía del Kremlin con su aliado caribeño, cada vez más contestado dentro y fuera del continente sudamericano. Caracas aspira a ampliar su cooperación con su aliado ruso, que por su parte, da señales de disponibilidad para seguir echando nuevos salvavidas al presidente Nicolás Maduro. Rodríguez ha explicado que la medida de trasladar su sede europea se adopta después de que el Banco de Inglaterra no quisiera entregar sus reservas de oro. Están violando "sus propias leyes capitalistas", ha acusado.

Según Rodríguez, todas las sanciones y presiones económicas a las que está siendo sometido su Gobierno son "un robo a mano armada". La política venezolana ha hecho un llamamiento a la comunidad internacional a levantar "el bloqueo criminal, económico, financiero y comercial que busca impedir que lleguen alimentos y medicamentos". "Las sanciones se han convertido en el mejor negocio imperial. Es una forma neocolonial de socavar y expoliar los recursos financieros de los países soberanos", ha apuntado. La número dos del Gobierno de Niccolás Maduro ha defendido ampliar la cooperación con la parte rusa, en especial en el negocio petrolero, con la colaboración de las grandes empresas rusas del sector, Rosneft Gazprom. "Vamos a hacer las inversiones industriales para producir todo en nuestro país con la ayuda de la Federación Rusa", ha continuado Rodríguez.

Moscú dispuesto a apoyar

A su lado encontró a un jefe de la diplomacia rusa dispuesto, al menos de palabra, a seguir apoyando a Caracas. Según el responsable ruso, el primer cargamento con medicinas hacia Venezuela había sido enviado ya, mientras era examinada una "lista suplementaria de medicamentos", que había sido elaborada por Caracas. A su vez, el dirigente ruso ha garantizado que los envíos de cereales al país latinoamericano iban a continuar. "Rusia continuará ayudando a las autoridades de Venezuela a resolver las dificultades económicas y sociales, incluyendo el envío de una ayuda humanitaria legítima", ha remachado el ministro ruso.

Moscú seguirá mostrando "su solidaridad" frente a un "asalto frontal y una injerencia sin vergüenza" de los países occidentales, que han reconocido como legítimo presidente venezolano al líder opositor Juan Guaidó, ha asegurado Lavrov.   

Durante el encuentro, Rodríguez y Lavrov han intercambiado lo que denominaron como "información relevante" acerca de una posible intervención militar estadounidense. "Venezuela no necesita una intervención militar; nuestro continente no necesita una intervención militar, ni de EEUU ni de nadie; necesitamos pazestabilidad y tranquilidad", ha reprochado Rodríguez. 

El mismo apoyo político que ha recabado la vicepresidenta venezolana en Moscú fue transmitido más tarde por el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, aunque en ningún momento se anunciaron nuevos préstamos. "Estamos interesados en continuar nuestra cooperación con Venezuela, sobre todo porque muchas de nuestras compañías están trabajando en proyectos muy grandes allí",  ha comentado, antes de desear que dichos proyectos puedan "expandirse".