VISITA ESTRATÉGICA

Asad visita Irán por primera vez desde que empezó la guerra en Siria

El presidente sirio se reúne con el líder supremo iraní, el ayatolá Ali Jamenei, para "continuar la cooperación a todos los niveles"

El presidente de Irán, Hasan Rohani (derecha), recibe a su homólogo sirio Bachar al Asad en Teherán.

El presidente de Irán, Hasan Rohani (derecha), recibe a su homólogo sirio Bachar al Asad en Teherán. / EFE

1
Se lee en minutos
Ana Alba
Ana Alba

Periodista.

ver +

El presidente sirio, Bashar al Asad, ha efectuado este lunes su primera visita pública a Irán desde que empezó la guerra en Siria hace ocho años. El mandatario sirio se ha reunido con el líder supremo iraní, el ayatolá Ali Jamenei, su principal aliado en Oriente Próximo, según han informado medios estatales sirios e iranís.

Los dos líderes han mantenido un encuentro en Teherán en el que han acordado "continuar la cooperación a todos los niveles por el interés de las dos naciones amigas", ha afirmado la televisión estatal siria, que ha difundido imágenes de Asad y Jamenei abrazándose y sonriendo distendidamente.

Asad le ha dicho al líder iraní, según la televisión siria, que los países de Oriente Próximo no tendrían que ceder a los deseos de las potencias occidentales, encabezadas por EEUU, para "sembrar el caos" en Siria e Irán."La subida de tono de Occidente no alejará (a Irán y Siria) de defender sus propios intereses", ha afirmado Asad en un comunicado difundido por la televisión estatal siria.

Elogios a Asad

Los medios iranís han señalado que Jamenei ha elogiado a Asad y lo ha calificado de héroe que ha fortalecido la alianza entre Irán, Siria y el grupo chií libanés Hizbulá. El presidente sirio ha felicitado a Jamenei por el 40º aniversario de la Revolución Islámica de Irán.

"La República Islámica de Irán considera que ayudar al Gobierno y a la nación de Siria es apoyar al movimiento de resistencia (contra Israel) y está profundamente orgulloso de hacerlo", ha declarado Jamenei, según ha comentado la televisión iraní.

Noticias relacionadas

Asad, que no había estado en Teherán desde el 2010, recuperó el terreno perdido en la guerra de Siria gracias a la ayuda incondicional de las fuerzas iranís y libanesas (Hizbulá) y al gran respaldo de Rusia.

Los bombardeos de la aviación rusa sobre zonas rebeldes, controladas por grupos que en muchos casos estaban apoyados por países árabes del Golfo, Turquía o potencias occidentales, han sido claves para que el régimen de Damasco recuperara el terreno perdido ante rebeldes y yihadistas.