Ir a contenido

Igualdad de género

Arabia Saudí nombra a la primera mujer embajadora en su historia

La princesa Reema bin Bandar al Saud se convierte en la representante del país en Washington

El Periódico/ EFE

Reema bin Bandar al Saud nueva embajadora de Washington

Reema bin Bandar al Saud nueva embajadora de Washington / Fayez Nureldine (AFP)

El príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salman, ha designado a la princesa Reema bin Bandar al Saud como embajadora en Estados Unidos. Es la primera vez que Arabia Saudí nombra a una mujer al frente de una misión diplomática, según ha informado la agencia estatal saudí SPA. La princesa ocupará el puesto de embajadora en Washington, sustituyendo al príncipe Jaled bin Salman, hijo del rey Salman bin Abdelaziz.

Reema, nacida en Riad en 1975, es la hija de Bandar bin Sultan al Saud, embajador saudí ante Estados Unidos desde 1983 hasta 2005. La nueva embajadora vivió durante varios años en Estados Unidos, donde se licenció en Arqueología en la Universidad de George Washington. Tras su graduación, regresó a Riad donde ha encabezado numerosas iniciativas para la visibilidad de la mujer en los sectores públicos y privados del reino. 

En agosto de 2016 fue designada como responsable adjunta en planificación y desarrollo de la Autoridad Deportiva de Arabia Saudí y, entre uno de sus logros durante este mandato, destaca la inclusión de la Educación Física en el currículo escolar de las niñas en las escuelas.

Tímida apertura

Por su parte, Jaled bin Salman, antiguo embajador en Washington y hermano pequeño del príncipe heredero Mohamed bin Salman, pasa a ser el viceministro de Defensa. El heredero ha sido el encargado de tomar esta decisión ya que se encarga de los asuntos del reino cuando el monarca está fuera del país, ya que es también ministro de Defensa y viceprimer ministro. 

Arabia Saudí inició en 2017 una serie de reformas sociales impulsadas por Mohamed bin Salman, que han implicado tanto la concesión de derechos a las mujeres como la promoción del ocio. Desde el año pasado las mujeres saudís, que estaban totalmente sometidas, tienen derecho a conducir y pueden acceder a algunos empleos que estaban vetados a ellas. Sin embargo, a pesar de la relajación de algunas normas que rigen en el reino ultracorservador, todavía se mantiene el régimen de tutelaje que somete a esposas e hijas a los varones de sus familias.

Temas: Arabia Saudí