Ir a contenido

Al menos 16 muertos en las elecciones de Nigeria

Los 72 millones de electores eligen entre el presidente saliente, Muhammadu Buhari (APC), de 76 años, y su rival Atiku Abubakar (PDP), de 72

Agencias

El presidente Buhari vota en Daura.

El presidente Buhari vota en Daura. / REUTERS / AFOLABI SOTUNDE

Al menos 16 personas han fallecido en Nigeria durante la jornada electoral celebrada este sábado según explica una plataforma de entidades de la sociedad civil nigeriana que supervisa los comicios para elegir al presidente y los 360 diputados y 109 senadores. "En el momento de esta reunión, se registraron 16 muertes en ocho estados del país", explico la plataforma de asociaciones independientes llamada Sala de Situación.

En este país africano de 190 millones de habitantes (72 millones de ellos, con derecho a voto), donde la violencia es diaria, especialmente durante el periodo electoral, curiosamente la cifra de víctimas sigue siendo relativamente baja, en comparación con otras jornadas, según destaca la prensa nigeriana. Los electores escogen entre el presidente saliente, Muhammadu Buhari (APC) y su rival Atiku Abubakar (Partido Popular Democrático, PDP). Ambas formaciones se acusaron de sabotear el voto en infinidad de colegios electorales.

Buhari, muy confiado

"Hasta ahora ha ido todo bien", dijo Buhari, de 76 años, como dando por normal las 16 muertes, postulado para un segundo mandato después de votar en su ciudad natal de Daura (estado de Katsina), en el extremo norte del país. "Pronto me felicitaré por mi victoria, seré el ganador", vaticinó confiado el mandatario de 76 años.

Su principal oponente, Atiku Abubakar, de 72 años, llegó poco después a un colegio electoral en Yola, estado de Adamawa, en el noreste. Un periodista que le preguntó si aceptaría los resultados de la votación en caso de fracaso, Abubakar respondió: "Soy un demócrata".

La Sala de Situación ha informado de incidentes en Lagos, la capital económica, donde a los votantes se les prohibió votar en algunas oficinas y donde los matones lanzaron papeletas y urnas. En el estado de Rivers, en el sureste del país, conocido por su alto índice de violencia y delincuencia, hombres armados mataron a tiros a un político local, un miembro del Congreso Progresista (APC) y a su hermano.

Destrozos en colegios electorales

Durante la apertura de las urnas se lanzaron palos vacíos de dinamita para asustar a los votantes, sin causar víctimas. El portavoz de la policía local informó de destrozos en colegios electorales con la rotura de urnas y lanzamiento de material electoral. El tiempo de votación se ha extendido en algunos de los 36 estados del país después de producirse problemas logísticos, particularmente con lectores de tarjetas electrónicos que no funcionaban correctamente.

La violencia electoral ya ha matado en Nigeria a 233 personas desde octubre, según la firma de vigilancia SBM Intelligence. No se ha dado una fecha para los resultados, pero generalmente hasta ahora se anuncian dentro de las 48 horas posteriores a la votación.

Temas: Nigeria