29 feb 2020

Ir a contenido

en un atentado

Muere asesinado un misionero salesiano español en Burkina Faso

Antonio César Fernández fue tiroteado en un atentado yihadista en el que fallecieron también cinco funcionarios de aduanas locales

Antonio César Fernández.

Antonio César Fernández.

Un misionero salesiano español, además de cinco funcionarios de aduanas locales, fueron asesinados este viernes en Burkina Faso durante un supuesto ataque yihadista en la provincia de Boulgou, a 40 kilómetros de la frontera sur del país, informaron este sábado fuentes de seguridad. Los hechos sucedieron en la localidad de Nohao, próxima a Ghana, cuando un grupo de yihadistas en motocicleta atentó contra el puesto de aduanas, atrapando en el fuego cruzado al misionero Antonio César Fernández Fernández, de 72 años.

El salesiano falleció tras recibir tres disparos durante el ataque, que se produjo a primera hora de la tarde del viernes, cuando regresaba a su comunidad en Uagadugú junto a otros dos religiosos, que sobrevivieron. Los misioneros regresaban a la ciudad tras celebrar en la capital de Togo, Lomé, una reunión de la Inspectoría Salesiana de África Occidental Francófona, informaron los Salesianos España en su cuenta de Twitter y las redes sociales.

Los terroristas también quemaron al menos tres vehículos, según la Agencia Burkinesa de Información (AIB), que detalla que el vehículo en el que se encontraba el religioso fue atacado en algún punto entre Cinkansé y Bittou.

Fernández, nacido en Pozoblanco (Córdoba) en 1946, era misionero desde 1982, año en el que fundó la presencia salesiana en Togo e hizo de este país de África Occidental su primer destino, si bien en la actualidad ejercía en Burkina Faso.

Este ataque se enmarca dentro de la ola de violencia que azota a Burkina Faso desde el 2015, en un contexto que ha vivido un recrudecimiento de la amenaza terrorista en las últimas semanas tras la celebración de la V Conferencia de jefes de Estado del G5 del Sahel, cuya presidencia rotatoria asumió la presidencia rotatoria.

El pasado 4 de febrero, al menos 14 civiles perdieron la vida en otro ataque yihadista, y dos días antes, cuatro empleados de la Cruz Roja burkinesa desaparecieron en un aparente secuestro en el norte del país.

Condena del Gobierno

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha condenado el atentado terrorista. "Mi absoluta repulsa a este atentado y mi reconocimiento a cooperantes y voluntarios que arriesgan su vida trabajando en zonas de conflicto", ha escrito el jefe del Ejecutivo en su cuenta de Twitter.

Sánchez también ha querido mostrar su cariño a la familia y compañeros del misionero salesiano, así como de todas las víctimas del ataque terrorista perpetrado ayer en el país africano.

El embajador de España en Malí, acreditado también ante las autoridades de Burkina Faso, se ha puesto en contacto con los familiares del fallecido para trasladarles el pésame y ponerse a su disposición, y se desplazará a la mayor brevedad posible a Burkina Faso para asistir en toda la tramitación necesaria. El Gobierno de España pidió a las autoridades de Burkina Faso la apertura de una investigación que aclare las circunstancias de este asesinato, para lo que ofrece su "entera colaboración".

Luto municipal

El Ayuntamiento de Pozoblanco (Córdoba) ha decretado dos días de luto por el fallecimiento del misionero salesiano, natrual de esa poblacioón.  El Consistorio ha decidido que las banderas del municipio ondearán a media asta, al mismo tiempo que se suspende la agenda oficial que había prevista, según ha informado el Ayuntamiento en una nota de prensa.

El alcalde de la localidad, Santiago Cabello, ha lamentado la muerte de "este pozoalbense ejemplar, cuyo testimonio de vida no muere con él sino que queda con nosotros para siempre" y ha trasladado sus condolencias a los familiares, a la comunidad salesiana y amigos del fallecido.

Temas Burkina Faso