Ir a contenido

TORMENTAS EN WASHINGTON

Un exdirector del FBI revela que en el Gobierno se planteó sustituir a Trump en el 2017

McCabe confirma que hubo conversaciones en el Departamento de Justicia por la "incapacidad" del presidente

El alto funcionario abrió investigaciones por la posible obstrucción a la justicia del magnate neoyorquino

El Periódico

Andrew McCabe.

Andrew McCabe. / EFE / JIM LO SCALZO

Andrew McCabe, el exdirector interino del FBI, dijo en una entrevista emitida este jueves que en el 2017 ordenó abrir investigaciones sobre la posible obstrucción a la justicia del presidente estadounidense, Donald Trump, por temor a ser despedido antes de que la pesquisa sobre la trama rusa saliera adelante.

McCabe confirmó también que hubo conversaciones en el Departamento de Justicia de EEUU sobre la posibilidad de activar la enmienda número 25 de la Constitución estadounidense para apartar a Trump del poder por "incapacidad", después de que el mandatario despidiera al director del FBI, James Comey, en mayo de 2017.

Cuando Trump expulsó a Comey del Buró Federal de Investigaciones (FBI), McCabe, que hasta entonces era el número dos de la agencia, se quedó muy preocupado por la posibilidad de que el mandatario intentara acabar con la incipiente investigación sobre la presunta injerencia de Rusia en las elecciones de 2016, informa Efe.

"Me preocupaba mucho poder dejar el caso sobre Rusia con una base absolutamente consolidada, de forma indeleble, para que, si me reubicaban rápidamente o me despidieran, no se pudiera cerrar el caso o hacer que se desvaneciera sin rastro", dijo McCabe en una entrevista con la cadena CBS News que se emitirá entera el domingo.

McCabe corroboraba así, en un extracto de la entrevista difundido este jueves, las informaciones de prensa de que, después del despido de Comey, el FBI comenzó a examinar si Trump estaba tratando de obstruir su investigación independiente sobre Rusia, que a partir de entonces pasó a manos del fiscal especial Robert Mueller.

El Departamento de Justicia acabó despidiendo a McCabe en marzo de 2018, y él denunció que su expulsión era un intento de desacreditarle como testigo en la investigación de Mueller, al que supuestamente entregó una serie de notas que tomó después de sus contactos con el presidente.

Un gran actor

Trump reaccionó este jueves con furia a la entrevista de McCabe, al asegurar que ese "desacreditado" exfuncionario "finge ser un 'pobre angelito' cuando en realidad fue un gran actor" en el "fraude" de la trama rusa, "una marioneta del filtrador James Comey" y una figura afín a la excandidata demócrata Hillary Clinton.

"La esposa de McCabe recibió muchos dólares de la gente de Clinton por su campaña, y él hizo la vista gorda con Hillary. McCabe es una vergüenza para el FBI y una vergüenza para nuestro país. ¡Hagamos Estados Unidos grande de nuevo!", tuiteó Trump.

En una parte de la entrevista que se emitirá el domingo, McCabe también confirmó, según CBS, que hubo conversaciones en el Departamento de Justicia sobre la posibilidad de reunir al vicepresidente, Mike Pence, y una mayoría del Gabinete para activar la vigesimoquinta enmienda de la Constitución y expulsar a Trump.

De acuerdo a McCabe, el "número dos" del Departamento de Justicia, Rod Rosenstein, ofreció incluso llevar una grabadora oculta a sus encuentros con Trump para obtener pruebas en su contra.

El Departamento de Justicia tachó hoy de "imprecisas" esas afirmaciones de McCabe, al afirmar en un comunicado que Rosenstein "nunca autorizó ninguna grabación" ni cree que haya "ninguna base para invocar la vigesimoquinta enmienda".