Ir a contenido

CRISIS INTERNACIONAL

La ONU espera el visto bueno de Maduro para enviar ayuda humanitaria a Venezuela

Las agencias de la organización internacional ya tienen todo preparado para trasladar alimentos y medicamentos a la población más necesitada

El Periódico

Venezolanos cruzan el puente Simón Bolívar entre Venezuela y Colombia

Venezolanos cruzan el puente Simón Bolívar entre Venezuela y Colombia / Raúl Arboleda (AFP)

Las Naciones Unidas están preparadas para enviar ayuda humanitaria a VenezuelaJuan Guaidó, reconocido como presidente interino por cuarenta países, ha solicitado el envío, pero la ONU no puede llevar los productos básicos si Caracas no da luz verde. Un portavoz de la organización ha asegurado que "es urgente aumentar el envío de ayuda humanitaria". Unicef y la Organización Panamerica de la Salud ya se encuentran sobre el terreno, pero trabajan con programas de ayuda al desarrollo o de prevención. El portavoz ha añadido que las campañas "están intensificando su asistencia". 

► Así está la situación en Venezuela hoy

Guaidó intenta que la ayuda llegue a pesar del rechazo del presidente Nicolás Maduro. El portavoz de la ONU explica que Antonio Guterres, secretario general de Naciones Unidas, ha afirmado en un correo que la organización "está preparada para asistir a Venezuela". Guterres ha matizado que para poder hacer el envío necesita el "consentimiento del Gobierno". 

El Parlamento venezolano, controlado por la oposición, ha aprobado esta semana un plan estratégico para distribuir los alimentos y los medicamentos que han enviado Estados Unidos, Canadá, Brasil y ColombiaNicolás Maduro, presidente del país apoyado por países como Rusia, China o Irán, rehúsa la ayuda porque considera que es una manera de facilitar una intervención militar de Estados Unidos.  

Neutralidad

El Comité Internacional de la Cruz Roja, que ha doblado su presupuesto anual a Venezuela, se ha negado a dejarse arrastrar por las divisiones políticas. La Cruz Roja en Venezuela quiere emfatizar su "neutralidad" y considera que está preparada para entrar en el país.

Venezuela tiene cerca de 2.600 voluntarios y empleados de Cruz Roja en el terreno para gestionar ocho hospitales, 33 ambulatorios y asegurar "los primeros auxilios", ha explicado un portavoz de la entidad en Ginebra. 

Médicos sin Fronteras, por su lado,  asegura que desde el 2015 está presente en algunas regiones del país y que sus equipos están "listos para actuar si fuera necesario", ha aseverado su portavoz, Etienne L'Hermitte. Según Guaidó, hay entre "250.000 y 300.000" venezolanos que corren el riesgo de morir por la situación del país. Por ello la oposición mantiene el apoyo a la entrada de ayuda humanitaria y el autoproclamado presidente interino ha pedido al Ejército que no dificulte la distribución de alimentos y medicamentos en territorio venezolano.